por Guillermo Olivera Díaz; [email protected]

25-3-2012

Dentro de un estricto marco jurídico procesal la Sala de los petroaudios ha condenado a penas efectivas de 7 y 5 años a sus tozudos protagonistas visibles: Elías Ponce Feijóo, Carlos Tomasio de Lambarri, Giselle Gianotti, Martín Fernández Virhuez y Jesús Ojeda Angeles, concluyendo, además, que el Ministerio Público y el Congreso de la República investiguen a aquellos autores mediatos y cómplices primarios ocultos o encubiertos, como son el capitoste Alan García y sus conspícuos lugartenientes Jorge del Castillo Gálvez y Hernán Garrido Lecca, entre otros.

En el proceso penal que ha culminado los condenados tenían la calidad de acusados, mientras que los por investigar eran meros testigos y dizque agraviados, por lo cual no eran pasibles de condena, ni de otro tipo de pronunciamiento.

Por eso, la Sala únicamente podía ordenar lo que ha hecho: que se formalice la investigación contra Alan y demás, sean consecuentemente procesados y de seguro condenados, para cuyo fin se cuenta con el inmenso acervo probatorio que ha servido para condenar a los mentados de Business Track, que no han revelado ni siquiera a sus financistas, mecenas del delito.

En el futuro, no faltarán colaboradores eficaces que quieran testimoniar; nuevos correos electrónicos, audios y vídeos que muestren esta telaraña criminal. ¡La desfalleciente moral del país lo exige!.

Documentos adjuntos