Otra vez disuena el controvertido juez penal, ahora vocal provisional, Jorge Barreto Herrera, el de los petroaudios y sus extrañas maromas interpretativas de los elementos de prueba por considerarse penalista, en coyunda con Jorge Egoavil Abad, quien toda su vida fue laboralista y ahora administra justicia penal, han absuelto, por mayoría de 2 contra una, al ex alcalde de Coronel Portillo Luis Valdez, acusado de estar detrás de la muerte del crítico periodista Alberto Rivera. ¡Las sindicaciones de testigos no les han sido suficientes, pese a que el muerto jamás podrá acusar!

¡Y pensar que en su Sala tengo dos causas penales: una, del sacrificado y sesudo periodista Herbert Mujica Rojas; y otra del médico urólogo Víctor Bustamante Delgado; y que hemos decidido recusarlo apenas termine la huelga judicial!.

No es nada confiable este magistrado, amén que yo también lo considero mi enemigo o mi contrario, o sea, judex suspectus, proclive a la parcialidad por encono, compadrazgo u otra non sancta motivación.

Documentos adjuntos