Respecto del trabajo de la comisión multipartidaria que preside Sergio Tejada, y que investiga al régimen de Alan García, varios articulos míos han sido publicados en la red.

Como abogado, cultor del campo penal del derecho por un buen tiempo, he manifestado mi opinión sobre los ilícitos cometidos por tal ex mandatario.

Sin embargo, el congresista Tejada ha insinuado, vía una pregunta, que yo y el periodista Herbert Mujica Rojas "trabajamos" para quien ansía vorazmente la presidencia del país por tercera vez. Le faltó preguntarse: ¿a sueldo?, ¿por cuánto? y ¿en qué escondite de buhardilla nos paga?

A mi respuesta dirigida al congresista Tejada, ha contestado un asesor suyo, Jans Cavero, en cuyo email no figura su segundo nombre y apellido materno, lo que sigue:

"...lo del Estadio Nacional no puede ser competencia de la Mega porque lo tiene la Com. de Educación, si no me cree pregúntele a cualquier ex oficial mayor del Congreso (Cevasco, Eliche, Lastres, Güembes). A mi me hubiera gustado q lo vea la mega, pero por haber sido encargada a otra comisión, con anterioridad a la conformación oficial de la mega, no se puede. Esto es lo que usted no entiende, porque interpreta que como una Fe de Erratas lo incorporó dentro de los alcances del DU 004, y como esta norma versa sobre los colegios emblemáticos, entonces automáticamente la mega puede atribuirse la competencia sobre el Estadio Nacional.

Finalmente, observo en su correo sobre Tejada basta intolerancia en el siguiente sentido: Usted, con la libertad q le asiste para pensar, opinar, informar, o expresarse, puede escribir artículos conjeturando que la Mega juega en pared con Alan García, pues a su juicio sólo se le imputa una infracción constitucional (que creo para usted es poca cosa) y no un delito. El mensaje de su artículo, respetable pero no compartido, es que la mega intentaría blindar a García porque al pedir un plazo adicional el presunto delito que podría imputarse habría prescrito. Y ¿dónde está su intolerancia y también la de Herbert? En que cuando Tejada escribe "Qué curioso, permanente recibo ataques de ustedes, sobre todo cuando AGP nos ataca. Trabajan ustedes para él?, enfilan inmediatamente sus punterías y llaman a Tejada "pésimo lector", "superlativa ignorancia supina", "escribir tonterías", etc. Con todo respeto yo le pregunto Sr. Olivera, y también a Herbert: Si yo parto del hecho de que Herbert es, o fue aprista, y que Olivera fue abogado de Alan García; luego los leo y veo que despotrican de la mega, aún cuando piensen que García fue corrupto. ¿No puedo conjeturar que uds. podrían estar "trabajando" para García? ¿Por qué se ofenden? Conjeturen con libertad, pero no se ofendan cuando Tejada, yo, o cualquier otro, conjeturamos. ¿O sólo uds. pueden hipotetizar libremente? Por lo demás, ni siquiera se han percatado que Tejada no afirma nada, sino más bien pregunta, y ante una pregunta, no entiendo por qué la reacción súbita con calificativos inaceptables”.

Del Estadio Nacional, que no es una institución educativa, su refacción fue autorizada tramposamente en una Fe de Erratas, o sea, de contrabando, pegada al Decreto de Urgencia 004-2009 que ordena la de los colegios emblemáticos. Resulta simplón creer que la gestación y dación de este DU, su frondoso articulado, es de competencia de la Mega, pero no su Fe de Erratas. ¿Acaso el encargo del Pleno congresal habla de semejante exclusión? ¿O es que el argumento falaz de la incompetencia funcional se usa para favorecer al investigado? ¡Tejada debe interrogar a su asesor!

Si eso que costó más de 208 millones de nuevos soles no reprueba Jans, asesor de Tejada, ni cree que ese solo ensamblado trasiego no le compete a la Megacomisión, ya entiendo que al lado alanista endereza su comedida interpretación, exactamente como cualquier infiltrado. Allá el. No soy ingenuo para atribuir competencia a esta comisión respecto de todos los enjuagues que contenga la refacción, pues el solo hecho de incluir al Estadio como Fe de Erratas de un DU relativo a colegios es un ingrediente penal, apreciable junto a los de la refacción de esos colegios. La prueba no se aprecia aisladamente sino en conjunto.

Digresión: ¿Jans Cavero escribió, en su vida, siquiera algún artículo, fue profesor universitario y es autor de libros de Derecho Penal y Procesal Penal? Si los tiene, que los muestre.

Por mi parte, jamás veré con buenos ojos que un gasto o inversión por ese monto millonario surja de una Fe de Erratas. Veo en esta vileza mucho más que una edulcorada infracción constitucional, que el Informe de esta megacomisión concluye y que Jans Cavero aprueba.

Una simple infracción constitucional, que no está tipificada por ninguna parte, ni siquiera es una falta de contenido penal, menos un delito o varios. ¡Considerar a Alan García un mero infractor de la Constitución es favorecerlo, privilegiarlo y absolverlo de antemano, de lo cual Tejada y su asesor rendirán cuentas en el devenir!

Documentos adjuntos