JPEG - 10.1 KB
Voluntad de victoria y denuedo imbatible

Cuando los primeros segundos de hoy 23 sean realidad, Alonso habrá llegado a los 28 años. Y este humilde testimonio, como todos los anteriores desde hace lustros, intentará mostrar su júbilo ante el suceso. El surca navegando brioso por los caminos de Nuestra Señora la Vida, como solía decir Andrés Townsend Ezcurra y a mí toca emitir el necesario consejo, la reprimenda fraterna, el abrazo de hermandad inacabable.

Incursionó este joven en la docencia y dicta clases en universidad consagrada al desarrollo y avances tecnológicos. Su abuela paterna fue maestra escolar durante decenios y eso hace que este ejercicio resulte la confirmación que de raza le viene el galgo.

Más aún, Alonso planteó la enseñanza de programación en computadoras desde primaria y su constancia tuvo el premio que algo más de 20 colegios abrieran sus puertas a su intrepidez acompañada de profesores de altísima preparación. Me atrevo a sostener, y sé que hay derroteros en ese rumbo, que el 2018 la apuesta obtendrá una convocatoria aún más formidable.

Acaso sea el convivio familiar, el diálogo padres-hijo, la relación cotidiana hasta laboral, muestra de los mejores escenarios de una riqueza que no se mide en dólares o soles, sino en potentes conversaciones, discrepancias y acuerdos puestos en práctica con señalados progresos cada vez más. Y, ciertamente, adornados por carcajadas, chistes de todo calibre, narración de anécdotas y el recuerdo de cuitas de esas que son imposibles de olvidar.

Años atrás, cuando los días del secuestro masivo de personas en la embajada de Japón, Alonso que veía y escuchaba la televisión pero con limitaciones propias de su corta edad y entendimiento, nos sorprendió con la siguiente pregunta: “¿qué tienen que ver los renos en la embajada?”. No podía distinguir, a los 6 años, rehén de renos, pero su protesta e indignación fueron mayúsculas. Eran signos de una inteligencia y lógica sólidas.

Procuro siempre que Alonso ponga en práctica sus ideas y decisiones. Rara vez soy intruso en aquellas, salvo cuando él me pide opinión, por tanto hay respeto mutuo sin descartar colisiones que entusiasmos alimentan y promueven en las almas impetuosas. Sus éxitos los compartimos con denuedo y los fracasos, que los hay en toda empresa humana, se transforman en tarimas para los retos a vencer.

¡Feliz cumpleaños Alonso! Que esta nueva génesis constituya el desafío mayúsculo para hombres de tu temple y vigorosa voluntad de victoria. Y en el brillo de tus triunfos, cenit siempre deseable, como en el nadir de tus fracasos, que sea la sensata modestia y valiente autocrítica, tus compañeras inseparables para los nuevos amaneceres.

Es la familia que te abraza y acompaña tu caminar de joven guerrero. Never forget that.

………………………………

- 23-10-2016 ¡Alonso: exitosos 27 años! http://www.voltairenet.org/article1...

- ¡Rugientes 26 años! http://www.voltairenet.org/article1...

- 23-10-2014 Alonso 25, jinete y capitán de sus victorias http://www.voltairenet.org/article1...

Alonso, 24 en 23 http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2013

Trotamundo de 23 años http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2012

¡22 años! http://www.voltairenet.org/22-anos?... 23-10-2011

¡21 años! http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2010

¡20 octubres! http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2009

Alonso, octubre y los 19 años http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2008

¡Ciudadano Alonso! http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2007

¡Los primeros 17! http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2006

¡Los primeros 16 años! http://www.voltairenet.org/article1... 23-10-2005

Epístola a mi hijo http://www.voltairenet.org/article1... 25-10-2004