El profesor Neil Ferguson presentó su dimisión al Scientific Advisory Group for Emergencies (SAGE), ‎el grupo científico de consulta del gobierno británico para las situaciones de emergencia. ‎

El SAGE depende del Comité COBRA, siglas del Cabinet Office Briefing Rooms, a cargo de la ‎seguridad nacional del Reino Unido. ‎

El profesor Neil Ferguson funge como consejero de los gobiernos británicos desde hace unos ‎‎20 años. Fue Neil Ferguson quien aconsejó al gobierno de Tony Blair sacrificar ‎‎6 millones de cabezas de ganado ante la fiebre aftosa, medida que costó a la agricultura británica ‎‎10 000 millones de libras esterlinas y marcó el fin de la ganadería bovina en Reino Unido ‎‎ [1].‎

El profesor Ferguson ha augurado todo tipo de calamidades –que nunca han llegado a ‎concretarse– y ahora profetizó 550 000 muertes que serían provocadas por el Covid-19 si no se ‎imponían medidas estrictas de distanciamiento social y el confinamiento general obligatorio de ‎toda la población, medidas que no se habían aplicado nunca antes ante otras epidemias. ‎En Francia, Neil Ferguson logró convencer al presidente Emmanuel Macron de que había que ‎imponer ese plan de urgencia sanitaria. ‎

Es importante destacar que el profesor Neil Ferguson no es médico sino “experto” en estadística. ‎

La dimisión de Neil Ferguson se produce después de que el Daily Telegraph reveló que ‎el profesor no respetaba las medidas de confinamiento general obligatorio cuya imposición ‎aconsejó y logró imponer a todo el país‎... mientras que él seguía recibiendo en su casa las visitas de una “amiga”. ‎ ‎

[1] «Covid-19: Neil Ferguson, el Lysenko del liberalismo», por Thierry Meyssan, ‎‎Red Voltaire, 19 de abril de 2020.