Red Voltaire

AGP: ¿espantapájaros?

+

Con la frivolidad consuetudinaria que le retrata, Luis Iberico, tildó de espantapájaros a García Pérez aludiendo con esa figura a a que se ahuyentarían las inversiones. ¿Es justo el término? Pareciera que los representantes minoritarios de una suma (alianza política) que resta, se aterran de un gambito político habiloso del ex-presidente aprista. En cualquier caso ¿no es acaso lícito imaginar una colaboración gubernamental de quienes hoy son los futuros responsables de 12 regiones a nivel nacional?

Lo he dicho y escrito públicamente: el quinquenio 1985-1990 reconoce el indiscutible título de desmadre compadrero e ineficiencia total. Las cuchipandas de cenáculo y privilegios de oligarquías partidarias dieron el tono lamentable a una gestión que por desgracia es inolvidable por torpe, inmoral, profundamente envilecida. El voluntarismo del discurso suplantó a la serenidad y cualquier estupidez pronunciada en las tarimas trocó en camino, ruta, derrotero. Fue un lustro de pasiones contenidas y esperanzas frustradas. En cinco años nos fuimos al suelo y literalmente el país quedó hecho trizas. Y advino quien después sería un delincuente sin atenuantes y encima súbdito japonés impostado como presidente: Kenya Fujimori.

¿Porqué tanto pavor a que AGP pudiera integrar el gabinete? Los más idiotas y mediocres creen que él llevará aguas para su molino particular cuya meta indudable es la presidencia y que entonces hay que impedirle un lucimiento gratuito. Entre la pandilla de pinchasapos que suelen llamarse consejeros presidenciales, el miedo es aún mayor: García es más figura que todos estos supremos incapaces juntos, por tanto, sus "consejos" pasarían a formar parte del subsuelo político. Toledo no es tonto y tiene aún alguna intuición y sabe que un cogobierno tiene un precio muy alto: o el triunfo y el camino pavimentado para un gobierno aprista o el desprestigio total.

A AGP su pasado en la administración gubernamental le condena y no hay excusa posible. Pero, precisamente por eso, ¿no sería conveniente dejarle demostrar al país cuánto aprendió o cuánto no? Si lo hace bien, entonces, los votos deciden. Si lo hace mal, también. Es parte del juego democrático.

¿Quién pierde y quién gana? Gana el pueblo que apreciaría mejor la capacidad de sus supuestas alternativas o columbraría mejor por quién no votar.

Para este humilde periodista AGP no es ninguna lumbrera, pero el resto de políticos de la fauna nacional, es tan malo, mediocre y bruto, que AGP parece una columna marmórea en ciénaga. ¡Qué increíble! ¿Es que en el Perú es imposible organizar nuevos cuadros alejados de moldes clásicos y conservadores como los que representan García Pérez y nuestra denostada "clase política"?

El gambito de García puede ser un bumerán y caerle en la cabeza. ¿Porqué no dejar que el juego fluya por avenidas democráticas y enterarnos de quién y quién no merece la confianza del pueblo?

Hay que romper el pacto infame y tácito de hablar a media voz.

Herbert Mujica Rojas

Herbert Mujica Rojas Autor de la columna Señal de Alerta y responsable de Páginas Libres, periodista peruano, analista político y ensayista en temas geopolíticos, ambientales, seguridad documentaria y otros vibrantes acápites de su país y Latinoamérica. Escribió en el 2007 el libro ¡Estafa al Perú! ¡Cómo robarse aeropuertos y vivir sin problemas!
Es posible conectar con él al teléfono (+51) 9-9918-0913.

 

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.