Cuando se hace un análisis serio sobre cualquier asunto de importancia, y más si se trata de política hay que tener los pies sobre la tierra y no dejarse llevar por el ciego fanatismo que conduce a tomar deseos por realidades. Eso, tomar deseos por realidades es lo que le ha ocurrido al exilio cubano por mas de 40 años. Ciegos y sordos se han empeñado en una política fuera de época que con el paso del tiempo no tiene ya prácticamente el apoyo de nadie, ni siquiera de los que por mil razones tanto dentro como fuera de Cuba son adversarios del gobierno cubano.

Solo en Miami hay quienes se mantienen en la posición intransigente de que el Embargo que Estados Unidos estableció contra Cuba como arma económica de tiempos de la "Guerra Fría", debe ser mantenido sin alteraciones de ninguna clase.

Y la razón de que el gobierno del Presídete Bush mantenga esa política a todas luces fracasada es para complacer a los sectores de la derecha cubana que ha venido aportando dinero y votos en las campañas electorales del sur de La Florida. Es decir que el gobierno de Estados Unidos no mantiene una política exterior hacia un país como Cuba por razones de sus intereses nacionales, sino para complacer a determinados sectores de la política local. ¡Así de absurdo!

Contra el Embargo está todo el pueblo de Cuba, no solo su gobierno. En Europa el Embargo viene siendo rechazado aún por naciones como España cuyo Presidente de gobierno José María Aznar, ha venido confrontando el sistema cubano pero que a la par entiende que él dialogo y las relaciones comerciales son mejores instrumentos de cambios que el aislamiento de Cuba, que solo conduce a la confrontación.

Del Vaticano, de la Iglesia Católica y de su Santidad el Papa, la posición es bien conocida de todos. Lo ha dicho el Papa en Roma y lo ha dicho en La Habana. El embargo es inhumano, es injusto y es inmoral. ¿Ser quiere mayor condena a esta política fracasada?

No es diferente la posición de todas las otras denominaciones religiosas. Los Musulmanes, los Protestantes y todas sus iglesias y así como los creyentes en el Judaísmo condenan las políticas de Embargo por razones humanitarias.

En realidad el Embargo contra Cuba solo tiene adeptos en Miami entre los cubanos más obtusos y en Washington por razones muy miamenses. ¿Cuál será la política de la Casa Blanca sobre Cuba en el futuro cercano? La prensa norteamericana - con contadas excepciones - ha dicho que el Embargo contra Cuba debe ser levantado. En la mayoría de los Estados de la Unión hay un sentimiento de rechazo al embargo que se manifiesta en las declaraciones expresadas por casi todos los políticos del país que hablan sobre el tema. El criterio es casi unánime.

Hasta el disidente Osvaldo Payá en su visita a la capital norteamericana ha expresado su rechazo al Embargo de Estados Unidos a Cuba. En la mañana de hoy el servicio de noticias de la cadena CNN dice en uno de sus titulares. " Disidente cubano pide a Powell que Estados Unidos levante el Embargo contra Cuba". Y a continuación dice la información fechada en la capital norteamericana. ": El disidente cubano Oswaldo Payá pidió el lunes personalmente al secretario de Estado norteamericano Collin Powell que Estados Unidos levante el embargo que mantiene desde hace mas de cuatro décadas contra la isla". Payá que encabeza el Proyecto Varela, un movimiento que procura una reforma sin violencia al estado comunista en Cuba, estuvo reunido con Powell durante 20 minutos".

Al preguntársele en una rueda de prensa posterior si había planteado el tema del embargo ante Powell, Payá dijo que le reiteró al secretario de Estado que "no apoyamos ninguna medida ni presión desde el exterior como factor de cambio hacia Cuba".

Payá en definitiva no dijo nada que el Secretario Powell no supiera.

¿A quién hará caso el Presidente Bush en el tema de Cuba? El toro esta en el ruedo.