Si, el hambre puede ser retratada. Eso fue lo que hizo el fotógrafo Fabián Gredillas de la agencia France- Press cuando captó con su lente la estampa desgarradora del niño argentino Pablo Gómez en un hospital de la capital de la provincia de Tucumán. La foto ha recorrido el mundo y apareció en la primera plana del diario El Nuevo Herald del día de hoy.

Sólo en los campos de concentración bajo el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial se vieron seres humanos tan espantosamente depauperados, con la piel cubriendo los huesos como si ese niño víctima del hambre, tuviera su esqueleto por fuera para gritarle al mundo que su tragedia no es solo suya. Que en su país, Argentina, el 20 % de la población infantil pasa hambre y que son millones de seres humanos en las naciones del Tercer Mundo los que se acuestan a dormir todas las noches sin llevarse a la boca un pedazo de pan. ¡Eso si es hambre!

En la Argentina - un país rico como pocos - la crisis económica galopante por la que atraviesa esa nación nos demuestra de manera clara que con políticos corruptos sucediéndose en el poder, con capitalismo salvaje y economía de privatizaciones no se estabiliza la democracia sino todo lo contrario. Que lo que se estabiliza e impera es la estampa espantosa de la miseria y el hambre. ¿Quieren la prueba? ¡Ahí la tienen! No hay que ir al Infierno ni al campo hitleriano de Treblinka para ver de cerca lo que es un ser humano que se muere de hambre.

¿Y de mi Cuba qué? . Pues se dice y se repite hasta el cansancio la burda mentira de que en Cuba el pueblo se muere de hambre porque allí no hay nada que comer. Después de ver esta foto de un niño argentino en toda su estampa de gráfica miseria lo que nos viene a la mente es la política de Estados Unidos hacia Cuba con sus leyes de Embargo, de Torricelli y de Helms-Burton.

¿Qué se persigue por Washington con su política absurda de agresión a Cuba? Que la foto de este niño argentino que se muere de hambre se repita en nuestro país con niños cubanos para poder decir entonces al mundo que ahora si que en Cuba hay hambre? ¿Y qué para combatir al gobierno cubano hay que matar de hambre al pueblo de Cuba? Si eso es lo que quieren, si eso es lo que propugnan para Cuba los que desde Miami respaldan el Embargo, que podemos decir menos que son unos ¡miserables!

En la reciente votación de Naciones Unidas sobre el Embargo contra Cuba que por mas de cuarenta años mantiene el gobierno de los Estados Unidos, 173 naciones del mundo votaron contra la política de agresión de Washington contra La Habana. Solo dos gobiernos apoyaron a Estados Unidos. ¿Está equivocado el mundo?

En la reunión de la Cumbre Iberoamericana que se acaba de celebrar en República Dominicana se aprobó la Declaración de Bávaro firmada por los 21 Jefes de Estado presentes. En su punto número seis dice el documento: "Reiteramos nuestro más enérgico rechazo a la aplicación unilateral de leyes o medidas extraterritoriales, contrarias al derecho internacional, la libertad de mercados y del comercio mundial.

Exhortamos así una vez mas al gobierno de los Estados Unidos de América a poner fin a la aplicación de la Ley Helms-Buton en conformidad con las resoluciones pertinentes de la Asamblea General de las Naciones Unidas". ¿Están también equivocados todos los Jefes de Estado que se reunieron en la Cumbre Iberoamericana?

Ninguna persona sensata, nadie en sus cabales, solo los que alimentan odio por ambiciones bastardas contra el pueblo cubano pueden propiciar políticas criminales como el Embargo contra Cuba. La fotografía de ese niño argentino, muriendo de hambre, resuena como un aldabonazo en la conciencia.

¿Eso es lo que quieren?¿ Retratar también el hambre en Cuba? ¡Miserables!