La noticia estremeció de nuevo a Miami. Pero no es la primera ni será la última vez que una embarcación de contrabandistas de inmigrantes se hunda en el mar arrastrando consigo a ciudadanos cubanos que pretenden llegar a las costas de Estados Unidos con la ilusión de encontrar una vida más fácil que la que tienen en su país, que como nación del llamado "Tercer mundo", su economía, como es natural no puede se comparada con la de Norteamérica la nación mas rica del planeta. Si a esa evidente realidad se une la confrontación de Washington con La Habana por mas de 40 años, con medidas como es la Ley de Bloqueo contra la isla, a nadie puede sorprender que sean muchos los de cubanos que alentados por la ventaja de la llamada Ley de Ajuste Cubano, pretendan emigrar a este país a como de lugar. El primer titular de la primera plana del diario El Nuevo Herald de hoy dice: "Nueva tragedia de refugiados en el estrecho de La Florida. Y en la información en la página cuatro se destaca: "Desaparece una embarcación que traía cubanos". En la edición en inglés de la mañana The Miami Herald, también en primera plana, apareció bien destacada la información de esta nueva tragedia humana ocurrida en el estrecho de La Florida.

No podía faltar claro está, la politización del hecho al señalar que esos inmigrantes cubanos venían en "busca de libertad". Pero la vida tiene contrastes. Contrastes tiene la vida, como dice la canción. En el mismo día de ayer una embarcación con una treintena de ciudadanos dominicanos zozobró en el mar cuando pretendían llegar las costas de Puerto Rico, territorio de Estados Unidos, con la intención de realizar lo que se ha dado en llamar "El Sueño Americano".

¿Cómo apareció esta noticia en el Miami Herald? Pues en la edición en español, ni una sola línea. En el Miami Herald en inglés hay una escondida nota en página interior en la que se consigna la noticia con pocas líneas - para que no digan - según la cual un número desconocido de dominicanos pereció en el mar mientras que otros 17 fueron rescatados por la Marina de Santo Domingo, que según dice, desde el mes de Enero de este año ha interceptado en mas de 200 embarcaciones con inmigrantes ilegales deteniendo a 806 ciudadanos de ese país cuando intentaban llegar a territorio de Estados Unidos.

Doble estándar. Si los inmigrantes son cubanos, vienen a Estados Unidos "en busca de libertad". Si tocan tierra se quedan. Tiene los pies secos. Y a partir de ahí son "patriotas exilados". Si son dominicanos o haitianos, no importa que tengan los pies secos o mojados, da igual, se les deporta como a los mejicanos, despreciables "espaldas mojadas". No hay contemplaciones porque en sus países hay "Democracia" aunque haya hambre y esa democracia no se pueda comer. No tienen la protección de una ley de inmigración de "Ajuste" ¡Qué suerte tiene el cubano!

Suerte cuando no se ahogan en el mar como se ahogan los dominicanos y los haitianos o perecen los mejicanos y centroamericanos que mueren achicharrados tratando de cruzar el desierto de la frontera mejicana.

Ese mar no establece diferencias raciales o nacionales entre cubanos, haitianos o dominicanos. A la hora de morir ahogados, todos son iguales. En el fondo del mar no hay privilegios ni Ley de Ajuste Cubano! Qué descansen los muertos en paz!