Así la calificaban en Miami los voceros y personeros de la furia anti-cubana- porque el odio es contra Cuba porque no se rinde ante Washington - cuando se supo el pasado viernes que la votación sobre el tema de los Derechos Humanos había arrojado un resultado de 23 votos en favor de la resolución anti-cubana y 21 en contra, con la abstención de nueve de las delegaciones de países presentes. ¿Vamos a analizar los resultados de la votación de una manera objetiva, sin apasionamiento ni resentimientos. ¿De qué victoria en Ginebra están hablando en Miami?

Porque si junto a Cuba, había 21 países y nueve más se abstuvieron en la votación a pesar de las presiones ejercidas por Washington, habría que decir en cuenta clara, que fueron 30 las delegaciones allí presentes las que se opusieron a la condena que reclamaba Estados Unidos por boca de sus incondicionales, como era el caso de la representación de Uruguay que contó con el apoyo de última hora de Méjico, ese mismo México cuyo Presidente Fox había declarado recientemente en La Habana que su gobierno no se sumaria a una resolución anti-cubana en Ginebra.

¿De qué victoria hablan entonces? ¿De qué con la indecorosa actitud del Presidente Fox - no por gusto en inglés Fox quiere decir zorro - lograron una cuenta matemática para complacer a Washington y poder decir que se condenaba a Cuba?

Por otra parte, no es menos cierto que para lograr la aprobación de la moción selectiva tuvieron que adornarla de reconocimientos a las conquistas sociales logradas bajo el proceso revolucionario. Y llegaron a más, de una manera tímida, pero que ahí está el texto, se añade un párrafo que implica una condena al bloqueo norteamericano contra la isla. De manera que tuvieron que "dorar la píldora" para que le pasara por la garganta de los gobiernos doblegados.

El honor de América Latina, que siempre lo venía salvando la república mejicana , ahora a sido la Venezuela bolivariana la que ha levantado en alto la solidaridad con la nación cubana. ¡La victoria d Ginebra ! Así la llaman y la proclaman como un éxito, porque creen que así humillan a Fidel cuando en realidad a quien humillan es a Cuba para complacer a Washington.

¡Cuanto costó esta votación contra Cuba lograda por Estados Unidos en Ginebra? De dinero, no sabemos. De presiones e influencias ejercidas, muchas. Del honor para los que se doblegaron, toda una indignidad.

¿Y que ganaron ? Nada -.!Absolutamente nada! Si repasamos la prensa mundial, poca atención se le ha prestado a esa supuesta condena formal de Cuba en Ginebra. Todos saben que se trata de una farsa. De una vieja película que se repite todos los años. Que donde único se toma en serio es en Cuba, porque la sufre y en Miami que la goza con regocijo digno de mejor causa.

Pero la comedia ha terminado. Hasta que vuelva el nuevo show de Ginebra. Que los títeres estarán listos de nuevo para reanudar la fiesta.