JPEG - 42 KB
John Kerry en un mitin frente a un portaviones
Foto Partido Demócrata EE.UU.

El candidato presidencial Demócrata John Kerry, ante las acusaciones de los Republicanos que lo quieren pintar como un «flojo en política exterior» se quiere quitar el «Sambenito» de blandengue haciendo unas duras declaraciones contra el gobierno del presidente venezolano Hugo Chávez.

«Castro y Chávez son iguales. Chávez ha convertido a Venezuela en un refugio de narcotraficantes. Chávez persigue a sus opositores políticos. Chávez no es un verdadero Demócrata. Chávez tiene que ir al Referéndum. Chávez esto. Chávez lo otro. Chávez, Chávez, Chávez». Cualquiera diría que el candidato presidencial Demócrata tiene de asesor político en su campaña al cubano Republicano Otto Reich. Pero aunque eso no es cierto, mucho que se le parece.

En efecto, el principal consejero de política exterior de John Kerry es un ex funcionario de la Casa Blanca que se llama, Rand Beers quien como experto en antiterrorismo estuviera hasta no hace mucho tiempo muy cerca de Presidente Bush. Lo cierto es que las agresivas declaraciones de Kerry contra el mandatario venezolano aparecieron en una página electrónica de la propaganda del candidato presidencial Demócrata, lo que hace presumir que fueron escritas por el Consejero Rand Beers y no por el propio aspirante presidencial. Pero da igual. En boca de Kerry está el disparate y como suyo hay que interpretar el mensaje. Es que el candidato, como diría García Márquez, auque no es Coronel ya tiene quien le escriba.

JPEG - 14.4 KB
John Kerry presentado como héroe de guerra
La propaganda del Partido Demócrata lo presenta como alguien que peleó por su país. Banner Democratic National Committee.

Kerry quiere subirle la parada a Bush porque le han dicho que hablando duro contra Fidel Castro y Chávez va a conseguir los votos de los cubanos de Miami. Eso le han apuntado sus consejeros y parece que se lo ha creído. Así es la política en los Estados Unidos donde con tal de ganar unas elecciones, un candidato dice cosas en la campaña electoral que sabe que no va a cumplir cuando llegue a la Casa Blanca. Pero las dice porque sabe que los votantes norteamericanos tienen muy poca memoria.

Creo que ya van por nueve los presidentes norteamericanos- si no me equivoco- que han prometido en sus campañas políticas derrocar a Fidel Castro. Pero el gobernante cubano sigue allí, en medio de mil dificultades económicas, pero en definitiva sigue allí, en Cuba mientras aquí siguen los tontos cubanos votando por el candidato presidencial, Republicano o Demócrata, da igual, que viene a Miami a repetir la bobería de «Cuba sí, Castro no». Y no falta por supuesto, para añadir la burla al insulto, la visita al restaurante Versalles de la calle ocho a comer arroz con frijoles negros y a tomar una tacita de negro café en compañía de sus «amigotes» cubanos.

Los Republicanos deben estar preocupados porque lo que tenían por seguro, es decir el voto de los electores que seguían como corderos lo que le dictaba la derecha cubana de Miami, ahora no está eso por descontado. Ya estarán en la Casa Blanca los consejeros del Presidente diciéndole al oído: «Bush, seguro, a Castro dale duro». A lo que responderán los asesores de Kerry aconsejando a su candidato que hay que apretar la mano en los discursos contra Fidel y Chávez, para ganarse el voto de los cubanos de Miami. Total dirán, que lo que se dice en campaña no hay que cumplirlo cuando se llega a la Casa Blanca.

Si no fuera porque tanta tontería de bla, bla, bla de campaña electoral, puede conducir a un disparate irresponsable como la guerra de Irak, la cosa sería como para no tomar en serio el debate político en las elecciones norteamericanas.

Kerry quiere que no le llamen flojo. Por eso habla duro de Venezuela. Pero como que el disco de Cuba y Castro está ya algo gastado, le tocó el turno a Chávez.

!Nos sacamos la rifa del guanajo!

Rand Beers y John Kerry

JPEG - 7.6 KB
Rand Beers
Foto ACFR.

El senador John Kerry del Estado de Massachusetts votó contra el envío de tropas en la Guerra del Golfo en 1991 y militó a favor del abandono de los grandes proyectos militares. Sin embargo, Kerry aprobó la Guerra en Irak en 2003 como las intervenciones estadounidenses en Panamá, Somalia, Kosovo y Afganistán.

Actualmente su consejero en relaciones exteriores no es otro que el «camaleón» Rand Beers (foto arriba izquierda), quien presentó su demisión el año pasado, al puesto de encargado especial de la lucha contra el terrorismo, el cual desempeñaba en la administración de George W. Bush, para pasarse al bando de John Kerry.

Además de Rand Beers, los otros «Directores Generales» encargados de presentar la política extranjera durante la campaña electoral del candidato Kerry son: Willian Perry antiguo Secretario de Defensa, el antiguo senador Garry Hart, el general jubilado Kennedy y otros antiguos responsables de la administración Clinton.