«El que dice una mentira no se da cuenta del trabajo que emprende, pues tiene que inventar otras mil para sostener la primera», Alexander Pope.

Hace poco en un debate sobre los impactos de la minería, nos solicitaban explicar la estrategia de Minera Yanacocha que le ayuda actuar con total impunidad en Cajamarca. Aquí algunas ideas.

Los principios de estas empresas mineras auríferas irresponsables son: «Go to the gold» y «fast track» es decir, obtener el oro por la vía más rápida. Los resultados los conocemos: contaminación, corrupción, evasión tributaria, precariedad laboral («cholo barato»).

PASO 1. Entrada silenciosa. Con la complicidad de gobiernos antinacionales que facilitan el marco legal, incluso va en delivery ministros de nergía y Minas vinculados a empresas mineras para «no ahuyentar a la inversión extranjera».

PASO 2. Neutralizar y/o comprar (lo más frecuente a mi parecer) la conciencia de autoridades nacionales y regionales: políticas, civiles, policiales, militares, eclesiales.

Seguramente Opus Dei está en la lista de sus curas favoritos. Sus declaraciones suelen ser a media voz: «tal vez, pero quizás», «habría que investigar», «hemos pasado de la confrontación al diálogo», «mire usted la denuncia es muy grave, pero no me consta. Investigaremos», «las denuncias son exageraciones de grupos que atentan contra la democracia», etc.

PASO 3. Su sueño acariciado. Controlar la prensa (radio, tv, periódicos revistas).

Su ideal sería controlar los horóscopos. Ofertan publicidad y otras dádivas (carritos, casitas, sorteos, viajes, canastas para el día de la madre y navidad, etc.); a cambio exigen silencio cómplice de la barbarie, manipulación de la información a favor de la empresa. Si tiene dignidad y no acepta estos viles chantajes, viene una feroz contracampaña: desacreditación, amenaza a auspiciadores, presión a imprentas, llamadas anónimas, etc. «Ganas de disparar no les faltan»- me comentaba y amigo- su problema es el antecedente del asesinato del líder agrario Godofredo García en Tambogrande (Piura) lo que indignó más a la población.

PASO 4. Divide y Vencerás. Mapa de actores (aliados, neutros, opositores). Su lógica es crecer en aliados, ganar a neutros y debilitar a opositores, para esto es necesario infiltrarlos y desacreditarlos. Buscan separar a toda organización de la sociedad civil de los Frentes de Defensa, grupos ambientalistas, prensa limpia.

Crean paralelismo con falsas organizaciones sociales integradas por mercenarios(as) al servicio de la empresa, pretenden utilizar a esta gente como muralla que proteja la imagen de la empresa. La Auditoría Ambiental Internacional realizada por la compañía colombiana Ingetec a las operaciones de Minera Yanacocha, en la parte referida a percepción de la comunidad dice: «Yanacocha apoya a un grupo de leales, dividiendo a la comunidad. Utiliza mecanismos coactivos para neutralizar opositores».

PASO 5. Estudios de impacto ambiental: ocultar la basura debajo de la alfombra.

Los estudios los convoca y evalúa el ministerio de Energía y Minas y sus funcionarios pro empresa minera. Estos EIA se han constituido en los certificados oficiales del gobierno para futuros procesos de contaminación irreversible, allí están La Oroya, Ilo, Pasco, etc., pueblos pobres y contaminados. La Auditoría Ambiental Internacional concluye: «Yanacocha quiere vender internacionalmente una imagen de estricto manejo ambiental que contrasta con una realidad cotidiana que contradice sus planteamientos». «El nivel de detalle es ineficiente en los estudios de impacto ambiental que realiza minera Yanacocha».

PASO 6. Operativos de control sicosocial.

El rumor, ese «hijo predilecto de la teoría conspirativa» dice el destacado poeta y periodista peruano Mirko Lauer.

Chisme focalizado, difamación a líderes de Frentes de Defensa, prensa alternativa y grupos ambientalistas. «Todo el programa de relaciones públicas de Yanacocha se orienta a hacer creer que no hay problemas ambientales» dice el informe de Ingetec. En setiembre del año 2002 cuando el Frente de Defensa de la Vida y Medio Ambiente convocaba a una marcha cívica, apareció repentinamente un supuesto asesino de las mujeres que vestían de negro. La marcha fue multitudinaria, el asesino de las mujeres vestidas de negro desapareció.

En fin, hay mucho más (auspicios, manipulación sicológica a trabajadores mineros, etc). Por ahora es suficiente.

Habría que decirle a los guardianes del cianuro: «Te conozco bacalo, aunque vengas disfrazao (sic)».