JPEG - 15.9 KB

Venezuela deberá elevar su producción petrolera de 2,78 millones de barriles por día a 2,93 millones de barriles diarios a partir del 1 de julio entrante, según las pautas establecidas por la Organización de Países Exportadores de Petróleo el pasado 3 de junio en la capital libanesa de Beirut.

El citado bloque de exportadores de hidrocarburos decidió un incremento de producción de crudo de hasta 2,5 millones de barriles diarios. Asímismo, determinó también que tal medida se ejecutará en dos fases, y que la primera se haría realidad en la fecha antes mencionada. Es por esto que el aporte inicial de la industria nacional será de dos millones 934.000 barriles por jornada luego del 1 de julio, mientras que para el 1 de agosto este deberá llegar a 2.990.000 barriles por día.

"Nosotros hemos mantenido nuestra producción en 3,3 millones (cantidad que incluye gas natural, crudo sintético orimulsión y condensados) y estamos trabajando ya en adecuar nuestra cuota a los 2,9 millones de barriles diarios. Y además hemos sostenido nuestro potencial en 3,4 millones de barriles", afirma el ministro de Energía y Minas, Rafael Ramírez.

"Por eso hemos hablado que de manera inmediata la OPEP se está acercando peligrosamente a su capacidad de producción inmediata y por eso hemos dicho que nos parece muy injusta la discusión en la que se le achaque a nuestra organización el comportamiento que han mantenido los precios del barril de crudo en el mercado internacional". Ramírez insiste en que la presión sobre la cotización del barril petrolero no tiene que ver con los fundamentos del mercado, ni con los niveles de producción. Y en que existe un importante nivel de sobreproducción de 2,5 millones diarios y por ende la OPEP no podía ceder a las presiones y correr el riesgo de que el precio se desplomara.

Explica el funcionario que la situación de Irak que ha impactado en los países de la región no como Arabia Saudita donde han ocurrido atentados en la industria petrolera que antes eran impensables. E indica que otro elemento que incide en este caso tiene que ver con los fondos especulativos de capital que han migrado hacia el mercado petrolero que suman más de 80.000 contratos de futuros, de corto y mediano plazo, lo que representa que una buena parte del mercado está en manos de los especuladores, y lo que significa que el crudo puede subir o bajar de acuerdo con los intereses y las ganancias de éstos.

"Cada vez que vuelan un oleoducto en Irak, cada vez que se percibe que la situación en el Medio Oriente no se estabilizan los precios del crudo sino, que por el contrario, se siguen incrementando. El 21 de julio habrá una reunión en Viena para evaluar los fundamentos del mercado y allí tomaremos una decisión", expresó Ramírez.

Amen de tales factores el ministro destaca los problemas estructurales existentes en el principal mercado de consumo (Estados Unidos), especialmente en el caso de la gasolina, hecho que contribuye a la subida de los precios de los crudos porque ,los refinadores han tratado de mejorar su márgenes y optimizar sus operaciones. En EE.UU. no se ha construido una refinería desde 1985 y se ha determinado un déficit de gasolina que asciende a 2,5 millones de barriles diario.

Para el titular del Ministerio de Energía el aumento de la OPEP no es más que la formalización de la sobreproducción presente en el mercado fenómeno que, precisamente, ha sido calculado en 2,5 millones de barriles. Es por esto, explica, que ha sido muy leve el impacto que ha tenido en los precios del barril el anunció del incremento de producción del bloque.