JPEG - 14.7 KB

La Corporación Venezolana de Guayana incursionará en el negocio de las telecomunicaciones gracias a la creación de su nueva filial CVG Telecomunicaciones. El anuncio oficial se espera para dentro de un par de semanas.

CVG Telecomunicaciones nace luego de varios años de esperar el visto bueno de Miraflores y tras superar la piedra de tranca en la que se convirtió el tema del reparto accionario.

En el proyecto original se le otorgaba la mayoría accionaria a la inversión privada interesada en participar en el proyecto. Sin embargo, en el Ejecutivo se impuso la tesis de que esta empresa debía ser considerada como un ente estratégico y por lo tanto en la misma había que garantizar un espacio adecuado para la defensa de los intereses del Estado. Fuentes explicaron que en este caso sin duda habrían privado las experiencias sufridas durante el paro petrolero de finales del 2002 y comienzos del 2003.

Ahora en CVG Telecomunicaciones el Estado contará con 60% del capital, el sector privado participará con 20% y el restante 20% les será ofrecido a los trabajadores de la corporación guayanesa. Esta nueva compañía mixta venezolana forma parte de la cartera de proyectos estratégicos del holding estatal, portafolios que también incluye la construcción de un aeropuerto internacional entre Ciudad Bolívar y Puerto Ordaz, el ya avanzado segundo puente sobre el río Orinoco y el puerto industrial de Ciudad Guayana.

Se estima que una vez iniciado el desarrollo de CVG Telecomunicaciones, ésta debería empezar a operar en menos de dos años. Los costos iniciales del negocio han sido calculados en aproximadamente 60 millones de dólares.

La CVG ya cuenta con la infraestructura necesaria para la operación de la empresa de telecomunicaciones: cerca de los 2.550 kilómetros de fibra óptica de los llamados cables de guarda del sistema de transmisión de Electrificación del Caroní que atraviesan casi todo el territorio nacional desde Bolívar hasta el Zulia, los estados orientales, llaneros, centrales y noroccidentales.

Los cables de fibra óptica permitirían transmitir voz, imágenes y datos con mayor velocidad y capacidad de transmisión que otras tecnologías. El ex presidente de la CVG, Francisco José Rangel Gómez, señaló en el pasado que la idea de crear una empresa de telecomunicaciones se llevaría a cabo en el marco de separación de actividades que manda la Ley Eléctrica.

El plan de separación de actividades se contempla además de la existencia de CVG Telecomunicaciones, y de Edelca, el nacimiento de Edelsur, de una empresa de transmisión troncal, y de otra denominada empresa de transmisión del Caroní.

La tecnología de fibra óptica ofrece ventajas en cuanto a la capacidad y velocidad de transmisión de información. Incluso, los especialistas expresan que desde el punto de vista teórico, tal ventaja podría ser calificada como infinita. En Venezuela las firmas más importantes en lo que respecta a este negocio serían la Cantv y las empresas de televisión por cable como Intercable, Supercable y Cabletel.

Años atrás Pdvsa Gas, filial de Petróleos de Venezuela -que posee una red de gasoductos que abarca aproximadamente cinco mil kilómetros y que cubre las regiones del oriente y occidente del país- estudió la viabilidad de acometer un proyecto de instalación de fibra óptica en su sistema de transporte de gas natural, es decir, una idea bastante parecida a la que finalmente alcanza a concretar la CVG.