JPEG - 21 KB

En una reunión llevada a cabo en la sede de PDV-UK, filial de la empresa nacional en el Reino Unido, se intentó alcanzar el objetivo de "iniciar un acercamiento sin juicios predeterminados a fin de evaluar las opciones orientadas a buscar un balance razonable entre los intereses de Pdvsa y Venezuela de maximizar el valor del recurso natural y los de N B Power en cuanto a hacer rentable las inversiones realizadas en su planta de Coleson Cove".

En la cita mencionada participaron por Pdvsa, Bernard Mommer, director gerente de PDV-UK; Elio Rodríguez, integrante de la gerencia de planificación corporativa y Juan Carlos Boué, economista mexicano, asesor de Pdvsa, e investigador de la Universidad de Oxford. Y por NB Power estuvieron presentes, Darle Bishop, vicepresidente de gerenación, Phil Landry, superintendente de mantenimiento, Michael Wong, jefe de economía y Edgard Leal, ex ejecutivo de Pdvsa y ahora asesor de la compañía canadiense.

Con miras a concretar un nuevo compromiso entre las dos empresas, la compañía estatal descartó la entrega de orimulsión y planteó el suministro de un combustible alternativo, previo acuerdo de un margen o diferencial garantizado a fin de que la inversión realizada por NPB -en su planta de Coleson Cove- tenga una rentabilidad adecuada. Pdvsa expresó además que en el diseño de ese esquema deberá considerarse "que el precio de todas maneras tenga un piso en salvaguarda de los intereses de Venezuela".

En la reunión señalada los representantes de la firma venezolana explicaron los detalles técnicos que distinguen al bitumen natural del crudo extrapesado. Al respecto indicaron que a diferencia del primero, el segundo al ser líquido fluye desde el yacimiento.

Agregaron que "en el pasado la filial de Pdvsa, Bitúmenes del Orinoco, realizó una campaña de desinformación a fin de hacer creer a las autoridades del Estado venezolano que el crudo extrapesado de la Faja del Orinoco era bitumen natural y que la única manera de lograr su comercialización sería a través de la orimulsión".

Los voceros de Pdvsa indicaron luego que "sólo después de la confrontación de diciembre del 2002 y enero del 2003 las autoridades del Estado pudieron revisar a fondo algunos negocios de la vieja Pdvsa y entre ellos el de orimulsión".

Y en cuanto a este negocio -indicaron- se descubrió "una conspiración criminal pues se trataba de vender un bien público a un precio muy por debajo de su valor en el mercado, hecho que se pretendía encubrir con el cambio de nombre (bitumen natural)".

En consecuencia -comentaron- el Ministerio de Energía y Minas ha revertido las decisiones sobre la calificación de las reservas probadas de Bitor como bitumen natural y ha eliminado la reducción ilegal del precio de liquidación de la regalía en el convenio firmado entre Bitor y el MEM en 1996. Igualmente señalaron que la mejor prueba con la que se cuenta que indica que la orimulsión se fabrica con crudo extrapesado "radica en el hecho cierto que desde siempre se ha intercambiado crudo extrapesado producido en las áreas tradicionales de Pdvsa con Bitor para producir orimulsión y viceversa".

Más adelante manifestaron que tras haberse aclarado que la orimulsión se produce mediante el uso de crudo extrapesado, también se ha puesto en tela de juicio supuesto trato privilegiado que ciertos países consumidores le dieron al producto de marras, en cuanto a su clasificación arancelaria, "como una especie de carbón líquido que se iba a vender al precio del carbón".

NB Power habría realizado un plan de mejoras en esa instalación para adaptarla a los requerimientos propios de la utilización de orimulsión para la generación de electricidad. Este proyecto tiene programada su finalización para noviembre del año en curso, mientras que su arranque esta previsto para finales de diciembre próximo y principios de enero del 2005, por esta razón los voceros de NB Power advirtieron que el penúltimo mes del 2004 debería considerarse como "una meta para la recepción del combustible alternativo que se acuerde".

No obstante, en la cita quedó claro que Pdvsa "no seguirá vendiendo el crudo extrapesado a un precio por debajo de su valor al convertirlo en orimulsión, ya que se tiene mejores opciones", tales como la venta de los crudos Merey 14 y Merey 16 (ya que no se incurren en costos relacionados con la construcción y operación de módulos y con el transporte de 30% de agua) y de los crudos sintéticos producidos por las asociaciones estratégicas, "que han comprobado que es económicamente rentable hacer un proyecto de mejoramiento".

La posición de Pdvsa y el MEM -aseguraron sus representantes- es que para Coleson Cove no se suplirá orimulsión, ya que un descuento equivalente a 12 dólares por barril en el crudo extrapesado es inaceptable para Venezuela, además de ilegal.

Quienes defienden la orimulsión han reiterado una y otra vez que ese negocio ha generado ventas de más de 1,2 millardos de dólares por un tonelaje total de más de 50 millones de toneladas. Y que desde el 2000 las ganancias reportadas por Bitor han estado, en promedio, en alrededor de 200 millones de dólares anuales por ventas de 6 millones de toneladas al año.

Sin embargo, en el  programa de inversiones elaborado por los técnicos de la corporación estatal se da como un hecho, por lo menos hasta 2009, la limitación de la oferta del combustible en 13 millones de toneladas por año, cantidad en la que se incluye la oferta prevista una vez entrada en operaciones el módulo de orimulsión de Orifuels Sinven, S.A. Cada módulo de orumulsión -el que está actualmente en operaciones y el que se espera comience a producir entre finales de 2005 y principios de 2006- tiene una capacidad de 6,5 millones de toneladas. Las inversiones del primero se ubicaron en 330 millones de dólares aproximadamente y las del segundo se cree que sumarían cerca de 400 millones de dólares. Hasta 2002, Bitor había planificado que el país iba contar, por lo menos, con 4 módulos para llegar a un total de 26 millones de toneladas anuales. Pero en el Plan de Inversiones de Pdvsa suma cerca de 100 millardos de dólares para ser ejecutados entre 2004 y 2009 el papel estelar ha sido destinado a los crudos extrapesados de la Faja del Orinoco.

Pero además el Ejecutivo ha llegado a la conclusión de que el combustible no rinde lo suficiente desde el punto de vista fiscal, y que mayores beneficios económicos se obtienen al colocar en los mercados internacionales el petróleo extrapesado mezclado con hidrocarburo mediano o liviano.

Publicado en Revista Quantum No.27