JPEG - 17.3 KB
L.Gutiérrez y Bush II
"Haber suscrito el Tratado de Roma y dejarlo luego prácticamente sin efecto, constituiría un acto de indignidad" MG

Desde su nacimiento como municipium romano, el Cabildo, regido por sus propias normas, tuvo dos finalidades fundamentales: Una, brindar comodidad a esta asociación de personas y familias que lo constituyen y, otra, garantizarle seguridad.

En este afán permanente de servicio público, el Municipio Metropolitano de Quito tiene por práctica distinguir a quienes él estima contribuyen a alcanzar sus fines. Las personas e instituciones que hoy recibimos estas distinciones, las agradecemos de todo corazón al Concejo de Quito y a su Alcalde.

Desde la constitución de la Ciudad Estado, y su división posterior en Estado y en ciudad, los habitantes de ellos aspiran constantemente a la vivencia de dos cosas fundamentales: Democracia y Eficacia.

JPEG - 23 KB
PRESIDENTE DE ECUADOR ESCUCHA A GÁNDARA
Instante en el que el Presidente Lucio Gutiérrez (centro/arriba), el Alcalde Moncayo (der), el Prefecto González y los concejales Ortiz, Ricaurte y Vallejo, oyen las palabras del Coordinador de Dignidad y Soberanía.

Ante la descomposición evidente del Estado nacional, los angustiados ciudadanos vuelven su mirada con esperanza hacia estos entes respetables que son los Municipios, en los que imperan la planificación, el orden, el respeto a las leyes. En ellos encuentran las personas atención a sus necesidades de servicios, de cultura, de seguridad, y porque encuentran esta eficacia quieren que los Cabildos asuman más responsabilidades, más funciones: En el tránsito, en la salud. Sobretodo en aquello que es esencial para el desarrollo del hombre y de la sociedad, la educación de los niños y jóvenes. Esta es la mayor falencia nacional y es la que nos condena al subdesarrollo. La educación pública tiene que alcanzar al menos los niveles actuales de los mejores institutos privados. El Municipio de Quito ha sido un ejemplo en materia educativa. Allí están los ejemplos clásicos del colegio Benalcázar y las escuelas Espejo y Sucre.

Hay otro ámbito en el que nos aflige la incertidumbre, el de la seguridad. La paz tradicional de nuestra franciscana ciudad es alterada cada vez con mayor intensidad por los efectos de la violencia en Colombia. Los problemas causados por las drogas y la guerrilla nos afectan cada vez más. Los enfrentamientos entre las fuerzas regulares y las de la guerrilla producen un éxodo de la población colombiana hacia el Ecuador y especialmente a su región norte. Los esfuerzos hercúleos de nuestras municipalidades por brindar servicios a su propia población, requieren de trabajos y recursos todavía mayores por el aumento poblacional ocasionado por el éxodo de los afligidos pueblos colombianos fronterizos. El uso del territorio ecuatoriano para aprovisionamiento, descanso, refugio de fuerzas negativas afecta nuestra seguridad. Por eso, el Municipio de Quito no permanece indiferente ante la política ecuatoriana adoptada ante el terrible problema colombiano.

La aplicación de una política antidrogas exclusivamente armada ha demostrado ser insuficiente y quizá nula. Sin la reducción de la demanda y sin el desarrollo de la población rural, no habrá solución ni al narcotráfico ni a la violencia en Colombia.

Desde que con ceguera se otorgara la concesión del uso de la Base de Manta, el Ecuador se compromete cada vez más en el conflicto colombiano.

JPEG - 8.3 KB
S.Agustín.Quito.28/09/2004. Aquínace el Grupo Soberanía y Dignidad, cuyo Coordinador es M. Gándara

Es de extrema peligrosidad el reiterado requerimiento del Gobierno norteamericano para que el Ecuador exonere a sus funcionarios civiles y a sus soldados de la jurisdicción de la Corte Penal Internacional. No encontramos otra finalidad para ello que la de que Estados Unidos planea una acción militar en el territorio ecuatoriano. Pues, si no la planea, no necesita de tal exoneración.

Si el Gobierno del Ecuador concede esa exoneración, habrá autorizado implícitamente a los Estados Unidos a intervenir militarmente en el territorio del Ecuador. El Ecuador debe ser inflexible en no conceder tal exoneración. Además, haber suscrito el Tratado de Roma y dejarlo luego prácticamente sin efecto, constituiría un acto de indignidad.

Las relaciones entre los Estados se basan en el principio originario del derecho internacional, el de comity of nations, es decir, la cortesía, la amistad entre las Naciones; esto implica cooperación amistosa con exclusión de amenazas y represalias.

El Municipio de Quito se torna cada día más eficiente, nuestra ciudad recupera la belleza del arte colonial de su Centro Histórico, hermoso entre hermosos. Debe hoy velar porque la paz no sea alterada por falta de fortaleza en resistir las presiones externas.

Al defender nuestras Dignidad y Soberanía defendemos la seguridad de Quito y la paz del Ecuador.

Quito, 6 de diciembre de 2004

Discurso pronunciado pòr Mauricio Gándara, en nombre de todos los condecorados, al serle impuesta la Orden "Antonio J. Quevedo" por el Alcalde de Quito y el Concejo Metropolitano de la capital ecuatoriana, durante la Sesión Solemne por el aniversario de su fundación. Estaban presentes el presidente Lucio Gutiérrez, el Cuerpo diplomático, el gabinete ministerial y altos mandos de las Fuerzas Armadas y la Policía, entre otros. Al finalizar su intervención Gándara fue ovacionado, con el público de pie, en una clara muestra de solidaridad con sus palabras.