JPEG - 8.4 KB

La afirmación la hizo este domingo ante una multitudinaria manifestación popular “En Defensa de la Soberanía Nacional” -en ocasión del 47 aniversario del retorno a la democracia-, que culminó frente al palacio presidencial de Miraflores. “Lo que ha hecho el Gobierno de Colombia es violatorio del Derecho Internacional, del respeto entre dos naciones, de la hermandad entre dos pueblos”, ratificó el Jefe de Estado.

Indicó que en caso de no existir un gesto por parte de Colombia para reivindicar la dignidad de Venezuela, “nos correspondería dejar las relaciones bajo severa observación (...) No podemos tener relaciones abiertas con un gobierno que no sea capaz de reconocer un error que han cometido algunos de sus funcionarios”, insistió.

Recordó que ambos países venían trabajando en proyectos binacionales muy importantes, acordados en reuniones efectuadas el año pasado en El Tablazo y en Cartagena de Indias, los que lamentablemente se cancelarían. Entre estos proyectos están la construcción de un puente internacional para transportar carbón desde Colombia hacia Venezuela y de un gasoducto transcaribeño. Además existe una alianza entre ambos países en materia de comercialización de gasolina. “Sin embargo, todo fue echado por la borda. La culpa no es de nosotros, está allá, no es nuestra”, dijo Chávez.

Venezuela, precisó el mandatario, es el segundo socio comercial de Colombia y ante la posibilidad de un enfriamiento de la relaciones “las cosas que le comprábamos tendríamos que comprarlas a países como Brasil, Cuba, República Dominicana, Argentina; los dólares que aporta Cadivi (Comisión de Administración de Divisas) habría que dirigirlos a otras naciones”. Sobre la relación comercial señaló que se reducirían “al mínimo, lamentablemente porque el año pasado batimos record histórico y llegamos a dos mil millones de dólares”.

Precisó que de igual forma ordenó “apretar tuercas en la frontera y luchar contra el contrabando de gasolina, de alimentos que se van de aquí para allá. Le dije a la Fuerza Armada que no deje pasar una gota de combustible de contrabando para Colombia. Ya basta... hasta ahora nosotros habíamos venido buscando acuerdos, tratando de comprender la situación, pero no, así no se puede”.

El Jefe de Estado aseguró que a pesar de las relaciones tensas que viven ambos países, donde nunca habrá crisis será entre sus pueblos, puesto que en el fondo son iguales y ningún factor los dividirá, “por más grave que sea, porque estamos unidos por las entrañas”.

JPEG - 24.5 KB

Durante su intervención también reiteró su rechazo al apoyo que ha brindado el Gobierno estadounidense a Colombia por el caso Granda, y agregó que difícilmente otro Gobierno del mundo apoye “un hecho grosero como éste. El gobierno de Estados Unidos vuelve a quedarse solo en este continente, cada día más solo en el mundo”, enfatizó.

Calificó la marcha, primera movilización de 2005, como la muestra de un pueblo “dispuesto a defender la sagrada soberanía de su suelo, sus leyes, su historia”, e invitó al resto del mundo ver el ejemplo de Venezuela.

Chávez saludó a los colombianos que marcharon junto a sus hermanos venezolanos, y también a los dirigentes de la oposición quienes estuvieron presentes en la movilización, a quienes felicitó “porque lo que está en juego es la soberanía de la Patria, y esto no tiene que ver con colores políticos”.

Por su parte, el vicepresidente ejecutivo, José Vicente Rangel, afirmó que la marcha por la Defensa de la Soberanía Nacional es una demostración contundente para que las oligarquías de Washington y de Colombia entiendan que el respeto a la integridad territorial está por encima de la tesis que habla de una denominada “soberanía democrática” que, a su juicio, no es más que la “nueva concepción del imperialismo para avasallar a los pueblos”.

“Una vez más se equivocaron con el gobierno de Chávez. Este gobierno encarna al pueblo y no sólo al venezolano, sino al latinoamericano, y por eso su solidez. En esta marcha estamos reivindicando nuestra soberanía nacional, también la de Colombia, Ecuador, Argentina y Brasil frente al señor Bush y a la oligarquía colombiana”, dijo Rangel.

También mencionó que el gobierno venezolano está en la disposición de hablar sobre terrorismo, pero desestimó la lista de supuestos terroristas que envió el Ejecutivo del vecino país, argumentando que está “chucuta”, porque no incluye a los narcotraficantes ni a paramilitares.

Opositores

Todos los grupos sociales y políticos deberían adherirse al clamor que exige la defensa de la soberanía nacional venezolana ante el "grave error, ofensa y ultraje" cometido por el Gobierno de Colombia, dijo el ex gobernador del estado Zulia y ex candidato presidencial, Francisco Arias Cárdenas, quien se sumó a la marcha dominical junto a otros dirigentes de oposición.

Expuso también que es necesario que las autoridades colombianas ofrezcan la disculpa que ha pedido Venezuela para que la situación no se agrave y "la efervescencia no nos lleve a posiciones indeseables". Arias Cárdenas afirmó que apoyará todas las líneas de acción del Ejecutivo destinadas a promover el respeto de la soberanía nacional y señaló que la política exterior del Presidente Hugo Chávez es la que aprobó todo el pueblo, mayoritariamente, en el referéndum revocatorio del pasado 15 de agosto. Por esta razón, agregó que no tiene objeción alguna a los lineamientos que definen la mencionada política.

Arias Cárdenas subrayó el propósito del pueblo de levantar la cara durante la marcha de este 23 de enero, para así mostrarle al continente y a las potencias que están defendiendo su soberanía.