JPEG - 16.6 KB

Denuncia de la guerra y de las políticas militaristas del gobierno Bush fueron temas centrales del acto, que exhibió la fuerza de la generación de los Foros.

La capital gaucha recibió, una vez más, a los visitantes del mundo con alegría, espíritu de resistencia y generosidad. La marcha de apertura de la quinta edición del Foro Social Mundial, realizada al final de la tarde de este miércoles (26), en la capital gaucha, reunió a un público record de 200 mil personas, según cálculo de la Brigada Militar, información divulgada por la asesoría de prensa del proprio Foro.

Como hasta el miércoles por la mañana, oficialmente habían llegado a la ciudad cerca de 120 mil visitantes, esto significa que los gauchos concurrieron masivamente a la manifestación, demostrando haber incorporado el espíritu del FSM y de su agenda por la construcción de otro modelo de globalización. Así como en las dos últimas ediciones del Foro, la denuncia de la guerra y de las políticas militaristas del gobierno Bush fueron temas centrales de la manifestación, que exhibió la vitalidad y el fortalecimiento de una nueva generación de la izquierda internacional.

El cambio en los aires políticos de Porto Alegre también se reflejó en la marcha. Militantes de partidos de izquierda, derrotados en las últimas elecciones municipales, concurrieron en gran número a la caminata, demostrando vitalidad y disposición para revertir el actual cuadro de adversidad. Una muestra de eso fue la recepción popular a la presencia de lideranzas políticas del PT gaucho, como el ex gobernador y actual ministro de las Ciudades, Olívio Dutra, el ministro del Desarrollo Agrario, Miguel Rossetto, y el ex alcalde de Porto Alegre y actual diputado estadual, Raul Pont.

Pero no sólo el PT estuvo bien representado en la marcha. Militantes del PC do B, PSB, PCB, PDT, PPS, PSTU y PSol también participaron con sus banderas. Lo que fue visible, sin embargo, fue que la derrota electoral de 2004 y la salida del FSM de Porto Alegre, al menos en los próximos dos años, dieron una sacudida en el ánimo de las izquierdas locales.

Historias de la caminata

Por la Calle Andradas, también conocida por los habitantes de la capital como Calle de la Playa, poco después de las 16h de este miércoles, centenas de personas caminaban en dirección a la avenida Borges de Medeiros donde se concentrarían para la Caminata de Apertura del V Foro Social Mundial que, hasta la mañana de ayer, había atraído a la capital gaucha a más de 116 mil visitantes. Indiferente a todo este movimiento, la gaucha Carolina da Silva Oliveira, de 24 años, seguía su trabajo para merecer los R$ 13 que recibe diariamente. De las 10H a las 18H30 siguió distribuyendo propaganda del curso Star News, informática. Más extraño que ver a la joven distribuir propaganda a un público totalmente forastero, era el hecho de que ella, al contrario de la casi totalidad de los gauchos, no tenía idea de lo que pasaría, minutos después, a menos de 300 metros de donde estaba.

Si la joven trabajadora gaucha, que logró estudiar sólo hasta el 7º año, fuese curiosa y, después de cumplir su jornada de ocho horas caminara algunos metros, presenciaría la manifestación más diversificada de su vida. La apertura del Foro confirmó, en parte, los comentarios del presidente Luis Inácio Lula da Silva de que este encuentro es una verdadera feria. Una feria de diversidad de personas que tienen algunas banderas en común, pero también presentan divergencias variadas.

En la misma manifestación, por ejemplo, era posible oír a un grupo de gays pregonar que “el sexo anal derroca al capital” para, pocos minutos después, asistir a un grupo desfilando con pancartas agradeciendo el auspicio de la Fundación Itaú Social - típica representante del capital - al Proyecto Jóvenes Urbanos, que desarrolla actividades con menores de bajos recursos en centros urbanos. Seguramente la gaucha Carolina no lograría percibir, en medio a toda aquella multitud, a un grupo de Coreanos defendiendo la libertad de los compatriotas presos por luchar por mejores condiciones de trabajo en su país. Ellos defendían, en carteles bilingües, tesis como la de que “el trabajo decente acaba con el trabajo precario”, una bandera que era de mucha utilidad, también, para la misma Carolina, que pasa ocho horas de pie, todos los días de la semana para recibir lo equivalente a un salario mínimo. Fiesta política y democrática

La diversidad era constante. Por un lado, un solitario manifestante que relacionaba el tabaco con la muerte; por otro, dos personajes portaban un lienzo defendiendo el fin de la “guerra a las drogas”. Fue, como bien definió el presidente del Partido de los Trabajadores, José Genuino, “una fiesta política y democrática”.

A pesar de haber escuchado, poco antes, las palabras de orden del PSol y del PSTU, bastante críticas al gobierno Lula, Genuino decía no temer que el Foro melle la imagen del gobierno petista. “La fuerza y la importancia de este Foro viene también del hecho de que el presidente Lula siempre ha apoyado este evento. Somos un gobierno comprometido con la búsqueda de nuevos caminos, pero, cuando se está en el gobierno, estos caminos se vuelven más difíciles”. Dentro del espíritu democrático que destacó, pocos minutos después Genoino fue obligado a oír a tres participantes de la caminata - que no quisieron decir su origen - defender con vehemencia la candidatura disidente del diputado por el Estado de Minas Gerais, Virgílio Guimarães, a la presidencia de la Cámara de Diputados.

En el fondo, las críticas al gobierno Lula no fueron tan constantes. Partieron, como no podría dejar de ser, de los militantes del PSol (formado por los diputados expulsados del PT) y del PSTU. También los jubilados protestaron con lienzos por la reforma de la Seguridad Social, y los estudiantes gritaban críticas a la falta de inversión en la Educación.

Por cierto, los temas relativos al área educacional fueron de los más abordados por los participantes, superando, incluso, los ataques al presidente Bush por la invasión a Irak o la defensa de los intereses del pueblo palestino, o la solidaridad al presidente venezolano Hugo Chávez. Aunque estos temas, en especial las críticas a la invasión americana a Irak y la defensa de los palestinos, hayan sido temas que casi llegaban a la unanimidad. Hubo, incluso, un grupo francés que emocionó a los oyentes con cantos en defensa de la Palestina libre.

No sólo los del PSol y el PSTU se hicieron presentes. Todos los llamados "partidos de izquierda" se hicieron representar: PT, PSB, PC del B, PPS PV, PCB tuvieron parte en la marcha, algunas mayores, otras menores. Ninguno, sin embargo, con la disposición de los otros dos, que lograron montar, como hacen las escuelas de samba, verdaderas "alas de carnaval", incluso con aderezos. La mayoría de las veces, gran parte del grupo era de jóvenes y estudiantes. Pero esos dos partidos de oposición fueron los que más sacaron provecho de una marcha que es retransmitida para todo el mundo, logrando hacer un verdadero marketing.

Encabezaba la caminata, por ejemplo, un grupo de siete niños con un lienzo saludando a los participantes del Foro. Eran alumnos de una escuela de la Congregación Marista que, en seguida, ocuparon buen espacio con sus lienzos y una gran bandera con el símbolo de la Congregación religiosa. Otro extraño marketing vino de la organización Asociación de la Juventud del Desarrollo del Estado de Tocantins, que desfilaba con banderas del PC do B que incluían su sigla - AJUIDA.

También los africanos hicieron su marketing en la defensa del Foro Social Mundial de 2007 en su país. Se aprovecharon, para esto, del sonido de la batería de escuela de samba de los niños del Proyecto O Ere Mirim, que venía justo atrás, y que sirvió a dos ciudadanos que danzaban frente al grupo con trajes típicos de tribus indígenas, pero usando vistosos zapatos de cuero.

Ya la Fundación SOS Mata Atlántica celebró sus 18 años de existencia llevando a la avenida Borges de Medeiros 18 féretros en los que enterraban diferentes políticas relacionadas a las cuestiones ecológicas - Falta de Saneamiento, Falta de Reservas Legales, Opresión a las poblaciones tradicionales, turismo predatorio, etc. Sólo faltó el coraje para levar todos los féretros durante la caminata. Sólo uno de ellos salió de la concentración y llegó al fin del trayecto. Los demás fueron debidamente guardados, ahorrando esfuerzos a los manifestantes.

La marcha de los acampados

Una revolución improvisada, formada por gritos de mujeres y sonido de batucada, tomó la delantera de la marcha del Campamento Internacional de la Juventud rumbo a la caminata de apertura del Foro Social Mundial. Estudiantes y militantes de partidos de izquierda, como PT y PC do B, más las banderas de la Unión de la Juventud Socialista, se perfilaron alrededor de las 16h para encabezar el grupo de los acampados, portando un gran lienzo que decía “Marcha anticapitalista”. Pero una confusión sobre cómo y dónde sería exhibida la Bandera de las Banderas en la marcha de los acampados, retardó el inicio de la caminata, y la Marcha Mundial de las Mujeres terminó por asumir el poder y la delantera, en un sorprendente movimiento de piernas y pelucas de color lila por la lateral izquierda de la aglomeración.

Así fue que, poco a poco, las consignas aa megáfono de “no desisto, no, del socialismo y de la revolución” o “fuera ya, fuera de aquí, Palocci, Meirelles y el FMI” fueron cediendo espacio a provocaciones de otro quilate. Entre ellas, “nuestra lucha es por respeto, mujer no es sólo culo y pecho”. En la guerra meteórica de los caminantes, el grupo de la juventud socialista, predominantemente masculino, amenazó, sin éxito, atropellar a las feministas con el lienzo de la marcha anticapitalista. Alrededor de las 17h, la batucada estaba afinadísima en el funk y mujeres de todas las edades subían la cuesta de la Vasco Alves rumbo a la calle Duque de Caxias, donde se localiza la sede del gobierno gaucho.

Protesta en el Palacio Piratini

El plan de las lideranzas estudiantiles y partidarias de realizar un protesto contra el gobierno Rigotto frente al Palacio Piratini terminó frustrado. Cerca de 60 policías de la Brigada Militar formaron una fuerte protección con cordones de aislamiento y la marcha de los acampados sólo contornó la Plaza de la Matriz, rumbo a la avenida Borges de Medeiros. Al final, algunos gritos todavía nombraban a Rigotto y deseaban un posible retorno del PT gaucho al poder. Entre las centenas de personas de esa marcha paralela y preparatoria de la marcha oficial del FSM, habían representantes de varios Estados y también de los Estados Unidos, Paraguay, Uruguay, Argentina y Haití, que siquiera identificaban la construcción imponente de la sede del gobierno del Estado, administrado actualmente por PMDB y aliados.

El grupo bullicioso provocó fricción por donde pasó. Un "moto-boy" entregador de pizza comentó con otro, a la salida del Campamento de la Juventud, frente al Tribunal Regional Federal: “Ellos no van al McDonalds, no toman Coca-Cola. Ellos son contra todo”. Una extrañeza legítima de la población ajena a los objetivos del FSM y retrucado con humor, poco después, con otro grito de guerra: “Si yo soy loco, Bush que es?”.

Traducción: Naila Freitas (Verso Traductores)