JPEG - 19.3 KB

La Administración del presidente George W. Bush prevé una estrategia de mayor confrontación con Venezuela, cuyo orden político tratará de desestabilizar con el fomento de la oposición interna, revela hoy el diario The New York Times.

De acuerdo con el rotativo, las acciones de la Casa Blanca estarán encaminadas también a aislar al gobierno del presidente Hugo Chávez de los países vecinos, para atenuar la influencia de la Revolución Bolivariana en las naciones del hemisferio.

“Pero hasta ahora (Washington) no ha encontrado a ningún aliado en sus esfuerzos por aislar al líder, y se siente cada vez más frustrado”, indica el cotidiano.

Funcionarios estadounidenses citados por el rotativo aseguran que será destinado mucho más dinero a las fundaciones, empresas y grupos políticos opuestos al actual gobierno venezolano.

Según esas fuentes, la Administración Bush considera necesario una estrategia a largo plazo para “lidiar” con Chávez, a quien vislumbra como posible ganador de un segundo término de seis años en las elecciones de 2006.

El domingo último, el mandatario venezolano dijo que su país únicamente no tiene relaciones normales con Estados Unidos, porque su gobierno quiere controlar el petróleo de la nación sudamericana.

“Esa es la esencia: el petróleo, la crisis que se les viene encima a Estados Unidos y los ha desesperado porque el nivel de consumo al que llegaron no lo pueden sostener," expresó Chávez en su habitual programa Aló Presidente.

Este martes la secretaria de Estado norteamericana inició una gira por cuatro países latinoamericanos en los que -según evidenció- dará pasos iniciales en función de la política aislacionista que pretende promover hacia Venezuela.

“Es un asunto que se abordará”, dijo a reporteros Rice desde el avión que la trasladó a Brasilia, donde comienza su periplo por el subcontinente.

Este fin de semana Venezuela anunció la suspensión del intercambio de oficiales con el Pentágono debido a la labor antigubernamental que realizaban los militares norteamericanos en el país.

“Se suspende cualquier intercambio de oficiales con Estados Unidos de Norteamérica hasta quién sabe cuándo”, aseguró el presidente Chávez.

El mandatario indicó que esos uniformados estaban en el Ejército y la Fuerza Aérea, pese a todo lo que se dice en Washington sobre Venezuela y sus autoridades, que de forma irrespetuosa son presentadas como una fuerza negativa y una amenaza.

Fuente
New York Sun (Estados Unidos)