JPEG - 24.3 KB
Enrique Bolaños

Parecía que estábamos en una insurrección popular. Así decían personas que desde diferentes medios de comunicación observaban la represión que promovió el presidente de la República Enrique Bolaños a través de la Policía Nacional en contra de las personas que protestaban por el incremento del transporte en Nicaragua.

El aumento de las hostilidades se realiza después que el presidente Enrique Bolaños dijera a los periodistas nacionales y extranjeros que la situación está tranquila en el país, que esta era una situación artificial y que eran unos pocos grupos manipulados por el FSLN.

Desde hace 15 días existe un paro de Transporte por el alza de los precios de combustible, lo que promueve un desproporcionado costo en la canasta básica de consumo popular.

Los altos precios del combustible deben ser pagados por el pueblo, los impuestos han subido de manera exorbitante y los productos de la canasta básica subieron en el mercado nacional, mientras el salario bajo sensiblemente, ante esa crisis el pueblo, los estudiantes, obreros, campesinos y sociedad civil se han levantado en protestas en las calles.

Desde el lunes 25 se han recrudecido los enfrentamientos y se han extendido a la mayor parte de los departamentos del país.

Ya hay varios heridos, más de 100 presos, acusados de terrorismo, el gobierno amenaza con sacar el ejército a las calles.

El 96% de todos los Alcaldes de todo el país se reunieron al mediodía de este lunes pasado y han solicitado al presidente Enrique Bolaños que si no es capaz o no puede de solucionar el conflicto que renuncie.

El transporte colectivo y selectivo sigue paralizado, y en las calles hay enfrentamientos con gases lacrimógenos que lanza indiscriminadamente la brigada especial de antimotines de la policía nacional ocasionando daños en las mujeres, niños y ancianos de la población.

Los Alcaldes ya hicieron una propuesta de solución, el gobierno aún se niega a responder o a proponer soluciones, y para colmo en un país con un gobierno tan sumiso y respaldado por algunos sectores del gran capital, personeros del Banco Mundial y el FMI, han dicho que a Nicaragua se le va a suspender la ayuda y que no se debe subsidiar nada, que se tiene que cumplir con los acuerdos firmados con ellos.

Mientras la gente en las calles sigue con sus protestas, el día de ayer martes 26 se realizó una marcha, que llegó hasta las oficinas del Presidente de la República, el ciudadano presidente en un momento de osadía se fue a enfrentar con los manifestantes, sin escuchar las recomendaciones de la seguridad presidencial, resultado le tiraron bolsas de agua y a su hijo quien le acompañó en su temeraria acción resultó levemente herido en el enfrentamiento.

Al final el presidente llamó a resolver las manifestaciones a como diera lugar haciendo uso de la fuerza pública sin ninguna tregua, aprovechó para culpar a Daniel Ortega y al FSLN de azuzar a los estudiantes y al pueblo manifestante.

Los manifestantes superan en mucho a la policía, además se hicieron manifestaciones en las ciudades de León, Jinotepe, Estelí, Jinotega y Matagalpa.

Hoy (27 de abril) fueron detenidos 6 compañeros de la ATC, en los tranques de Matagalpa, ya que las protestas continúan y no hay muestras de arreglo, hay cerca de un centenar de presos a los que se les está acusando de terrorismo, esta situación es muy difícil debido a que las hostilidades en algunos casos han empezado por el lado de las fuerzas antidisturbios.

En el país se ha creado una plataforma de lucha popular en la que participa la ATC, con gente de los departamentos de Matagalpa, Estelí, León y alrededores del municipio del Crucero en Managua, participando en las protestas nacionales, junto a los estudiantes, los transportistas y pueblo que se ha sumado para que se baje el costo del transporte y la subida de los precios del combustible no sea a expensas del pueblo, sino que se afecte el impuesto selectivo de consumo y de esa manera no salgan perjudicados los y las trabajadoras de Nicaragua que tienen los salarios más bajos de Centroamérica.

Para el día de mañana, Rafael Quinto directivo de los transportistas dijo que las protestas continuarán de manera indefinida hasta que el gobierno asuma una actitud responsable.

Por lo menos; a como han dicho sectores populares. “Por primera vez este pueblo que ha sufrido tanto, se une para luchar contra el principal agente del neoliberalismo en Nicaragua, el ciudadano presidente Enrique Bolaños”.

ATC Nicaragua / Minga Informativa