JPEG - 21.8 KB

El Jefe del Estado venezolano, cónsono con su discurso, destacó, aludiendo al imperialismo, que "ese es su modelo, pero no tiene porqué ser el nuestro".

"Creo que es imprescindible que rescatemos la Agenda del Sur", propuso el presidente Hugo Chávez, a los Jefes de Estado y de Gobierno que participan en la primera plenaria celebrada este martes, en la Cumbre de Países de Sudamérica y de la Liga Árabe, en la ciudad de Brasilia, capital de la República Federal de Brasil.

Así lo expresó, de manera tajante, el mandatario nacional, al diigirse a una audiencia que escuchó con atención su exposición, en la cual recordó la lucha y los conflictos históricos del pueblo árabe, asiático y africano;

Recordó las luchas de Tito, las del gran líder del pueblo árabe Abdel Nasser y de Ho Chi Min, "quienes trataron de impulsar la unidad de nuestros pueblos, buscar un rumbo y cómo con esta iniciativa, nace la Agenda del Sur".

"Invito a todos a revisar ese camino que fue truncado, sobre todo cuando cae la Unión Soviética y el imperialismo norteamericano entonces comienza a cantar victoria, pretendiendo apoderarse del mundo".

El presidente Chávez, cónsono con su discurso, destacó aludiendo al imperialismo, que "ese es su modelo, pero no tiene porque ser el nuestro";

"Tenemos un compromiso con nuestros pueblos, nuestra historia, tragedias, amor y sobre todo, con el futuro de esos pueblos que crecen trepidante entre tanta dolor y amenazas".

El presidente Chávez habló de la Segunda Guerra Mundial y con su final, "cómo se nos impuso al Tercer Mundo mecanismos de dominación, es lo que se conoce como eufemismo, la arquitectura financiera internacional y, todavía el mapa del mundo, del siglo XXI pretenden algunos que los naveguemos con la brújula de hace seis décadas, Naciones Unidas es un ejemplo, el poder del veto, en ese sistema democrático internacional que nosotros no podemos entender desde Venezuela".

"Tenemos 6 décadas de imposición, para tomar como referencia estas celebraciones del fin de la Segunda Guerra Mundial. El conflicto terminó y se instaló con más fuerza la bipolaridad; también en el llamado Tercer Mundo surgieron iniciativas en los 50, 60, 70 y hasta 80, para buscar un camino de integración de los pueblos que aquí estamos representados en buena parte de nosotros".

Recordó, en ese sentido, que "fue así como hace 5 décadas, de una Cumbre Afroasiática, nace el Grupo de los No Alineados, conocido como Grupo de los 77, en el cual surgieron propuestas interesantes. Ese grupo buscaba aglutinar a los países del Sur o en vías de desarrollo, para lo cual prefiero llamarlos según la expresión de Eduardo Galeano, países arrollados, explotados, dominados, donde pervive la miseria, en millones, de hecho en América Latina hay más de 20 millones de analfabetas, para poner un ejemplo. A nosotros nos une la pobreza, la esperanza y la fe, en un mundo mejor".

Tras los aplausos de la audiencia, el Jefe del Estado venezolano prosiguió su intervención diciendo que "estas reuniones a nosotros los venezolanos nos ha hecho muy felices".

"Comparto una de las ideas que nos lanzó el canciller de Egipto. Vamos a hablar de relaciones comerciales, vamos a enmarcarlo, aquí estamos encontrándonos por primera vez dos regiones profundas, una cultura milenaia, dos regiones que además hemos compartido, como víctimas, el poder de los imperios, la agresión imperialista de siglos y las invasiones".

A su juicio, es un buen momento para comenzar a descifrar códigos, "pero no pretendamos lo imposible de inmediato".

"Más allá del idioma es la misma alma, el mismo sentimiento. Hay un potencial incalculable para estrechar estas relaciones que están comenzando, que debemos mirarlas con cuidado y mucha atención. Tenemos un futuro común que construir, que desglosar y esa es mi primer idea".

La segunda idea, es decir, la propuesta que lanzó para comenzar a elaborar la agenda de esta cumbre e imprimirle sentido estratégico fue, que "es necesario por ejemplo, recordar a Julius Nierere y los planteamientos de la Comisión del Sur.

"Allí hay datos para retomar el camino que se perdió en la espesura, durante mucho tiempo la comisión del Sur estudió la situación del mundo que luego fueron borradas por la borrasca del capitalismo liberal, del salvajismo hecho sistema económico".

"Propongo eso con mucho respeto para hacer una agenda y darle contenido estratégico a esta reunión y no sólo estar pensando cuánto te vendo o me vendes a mí. No es buen consejo ese de poner por delante el interés económico, pues primero el espíritu, la fe y el humanismo".