Al fin aparece un libro sobre los Tzántzicos “Libresa”, en su colección “Fuera de Serie”, ha recogido un trabajo realizado por la joven escritora Susana Freire García, quien, después de cuatro años de un trabajo intenso y profundo, ha hecho realidad la inquietud que estaba latente desde hace mucho tiempo: el análisis, serio y documentado, sobre la actividad y trascendencia de un movimiento cultural que apareció en Quito, en los años sesenta, y que, luego de una actividad intensa de una década, dejó profundas huellas en la historia de la literatura del Ecuador.

Yo, Alfonso Murriagui, que participé directa y activamente en ese Movimiento Cultural, honestamente, no puedo ser juez y parte en este acontecimiento y, por eso, como periodista, me limito a dar la noticia de este hecho trascendental que, por fin, va a señalar claramente la importancia que tuvo el aparecimiento de los Tzántzicos a comienzos de los años sesenta y su trascendencia en la cultura nacional, luego de esos diez años de actividad polémica pero altamente productiva.

Susana Freire García, la autora del libro “Tzantzismo: tierno e insolente”, es Doctora en Jurisprudencia por la Universidad Central y Egresada del Instituto Superior de Ciencias Internacionales de la misma Universidad. Como escritora, en el año 2004, en calidad de compiladora, publicó las “Memorias del Proyecto Quitológico”. Escribe artículos sobre temas de cultura en el Periódico “La Hora”, desde el año 2005, y colabora con la Revista “Podium”, de la Universidad Espíritu Santo de Guayaquil, que dirige Carlos Calderón Chico.

La autora, en la Introducción de su estudio literario, nos explica sus motivaciones: “El objetivo de este libro es brindar a los lectores las herramientas y fuentes de consulta necesarias para que puedan acercarse, libre y desprejuiciadamente, a uno de los capítulos más cuestionados de la literatura ecuatoriana y, al mismo tiempo, más fructíferos en cuanto a creatividad, búsqueda de nuevos referentes éticos y estéticos, y a la asunción real del compromiso por parte del escritor, frente a todo lo que sucede a su alrededor. Por ello, en cada capítulo, se hallan insertos pasado y presente, como un puente necesario de reflexión y análisis, a fin de hallar respuestas a varias interrogantes que, en la mayoría de los casos, nacieron del debate iniciado en la década del sesenta por el movimiento tzántzico.- El interés no es asumir una visión totalmente favorable hacia el Tzantzismo, más bien lo que se persigue es provocar renovadas rupturas y discusiones a la luz de la evolución dialéctica. Esto se logrará a través de que sean los propios integrantes del movimiento quienes, en base a sus obras y recientes aportes, establezcan los parámetros necesarios para comprender hasta qué punto la aparición del movimiento tzántzico contribuyó al campo de la creación artística y literaria en el país. A ello se suma el enfoque de otros actores culturales que, sin ser parte de ese movimiento, examinan el papel desarrollado por los Tzántzicos, desde una valoración seria y contextualizada”.

Susana Freire termina la introducción con una exhortación: “Ya es hora de abandonar aquellas posturas antagónicas que no aportan al debate, a la investigación y al esclarecimiento de momentos importantes en la vida del país que, debido al establishment, no han sido abordados con la solvencia que se requiere. Solamente así podremos afianzar la construcción de una identidad propia que nos permita, de una vez por todas, dejar atrás discursos consabidos y empezar a mirar más hacia adentro, hacia lo que en verdad somos, para enfrentar con equilibrio y solvencia los nuevos desafíos, para aportar con tesón nuevas propuestas artísticas y literarias”.

Estuardo Vallejo, en la contratapa del libro, entre otras cosas manifiesta: “Susana Freire García, nacida varios años después de que el movimiento tzántzico hubiera dejado de tener presencia activa como grupo, contribuye, con este libro, a mantener incandescente la memoria de los Tzántzicos, a través de un análisis serio y objetivo que permitirá conocer en su verdadera dimensión la trascendencia del movimiento, sin esconder sus limitaciones.- Este libro es, pues, un acto de suprema justicia, superlativo, porque viene de una representante de la joven intelectualidad, que decide apostar su esfuerzo y creatividad a un tema desligado de los grandes circuitos de la industria cultural y oficial”.

El libro “Tzantzismo: tierno e insolente” se presentará el 22 de abril, en el Teatro “Prometeo”, de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, bajo los auspicios de Libresa y de la Unión de Artistas Populares del Ecuador, UNAPE.

Documentos adjuntos