JPEG - 10.9 KB

Alguna vez el recordado y querido periodista Osvaldo Ardizzone explicó en cuatro palabras las claves del periodismo, oficio que él tanto honró. "Pibe, esto es así. Vamos, vemos, venimos y contamos", le dijo a un joven principiante, ante las dudas y los temores que expresaba para realizar una cobertura.

Y Ardizzone tenía razón. En definitiva el periodismo se trata de eso: mirar lo que sucede alrededor nuestro, escuchar a quienes tienen algo para decir y contar esas historias con la mayor fidelidad y claridad posible para que pueda llegar a todos.

Este es el camino que pretende transitar Neuronas Atentas. Informar, mostrar, compartir, debatir. Desde un recorte particular de la realidad. Ese que hace quien escribe, y que por su condición humana y social no es imparcial, neutral, ni objetivo. Pero que incluye la ética y la honestidad indispensable para no engañar, para respetar a quienes reciben el mensaje.

Neuronas Atentas es un espacio más de comunicación y expresión que se suma a los que están del lado de la mayoría silenciada e ignorada. De los que a partir de la construcción de comunicación propia tratan de darle a los receptores una mirada distinta al discurso impuesto. Sin complejo de inferioridad ni mirando todo el tiempo a los medios que pertenecen a los grupos oligopólicos del poder. Reconociendo la limitación del alcance, de la llegada, pero reivindicando el valor de los contenidos y la posibilidad de reflexionar y debatir.

En Neuronas Atentas se abordan las historias cotidianas que construyen decenas, cientos, miles, millones de personas en base a la organización, la solidaridad y el compromiso con sus semejantes, que merecen ser conocidas.

En Neuronas Abiertas hay espacio para las noticias que casi nunca son incluidas en las llamadas “agendas informativas”, esas que solo buscan instalar temas para la conveniencia de la minoría del poder y no de la mayoría de la sociedad.

En Neuronas Atentas hay una convicción: aportar un espacio de información y comunicación para toda aquella actividad realizada por cualquier persona que mantenga encendida la esperanza de construir una sociedad mejor en un mundo más justo.

Fuente: www.neuronasatentas.blogspot.com