Dos hechos importantes signan –y afean- la Licitación Pública No. 009-2011-GG-PJ para la Adquisición de los uniformes para el personal Jurisdiccional y Administrativo de la Corte Suprema, Consejo Ejecutivo, OCMA, Procuradoría Pública, Inspectoría General y dependencias de la Gerencia General del Poder Judicial, cuya buena pro será otorgada mañana 7: una denuncia policial y una coincidencia entre representantes legales de un fabricante de telas y un confeccionista interviniente en la convocatoria.

El Comité Especial para este proceso lo integran: Jaime Gómez Valverde, presidente; Gilberto Saravia Munayco, miembro; Luis Antonio Melena Rojas, miembro, y a ellos hay que plantearle los cuestionamientos de que damos cuenta de manera puntual y documentada.

En la copia certificada de la Policía Nacional del Perú, PNP, se da cuenta que el 20 de enero el señor Emer Chinchano Saavedra, en representación de la empresa Mercedes Vega de Cebrián SRL: “se apersonó a la empresa TEXCORP SAC, ubicado en la intersección de la Av. Guardia Peruana y Av. Faisanes, conla finalidad de solicitar la ficha técnica de la tela, ficha de garantía de la calidad de la tela y garantía de stock, manifestando que estos documentos, son requisitos indispensables para que puedan participar en la licitación para confeccionar uniformes para el Poder Judicial, manifestando que se entrevistó con la señora Miriam Castro, quien le negó la entrega de dicho documento”…. .

¿Por causa de qué una sola empresa, Texcorp SAC, posee el monopolio de la muestra de tela exigida por el Comité Especial para esta licitación de uniformes que son materia del proceso en curso?

Pero resulta que Texcorp SAC comparte un grupo de representantes legales y hasta la dirección con otra firma interviniente en el proceso en el Poder Judicial, Samitex S.A., cómo es fácil comprobar en la Sunat.

Más aún, Texcorp SAC y Samitex SA comparten una misma dirección: Av. El Sol No. 1191, Urbanización La Campiña, Lima, Lima Chorrillos, como reza la ficha registral.

Dos hechos en un mismo proceso que generan suspicacia: una sola empresa reúne las características de la muestra de tela exigida por el Comité Especial para los uniformes del presente proceso en el Poder Judicial; y esta empresa comparte representantes legales y dirección con otra, Samitex S.A., concursante, no en otra licitación: ¡en la misma!

Hay que inferir que los del Comité no sabían de estas controvertidas circunstancias o, si lo sabían, pasaron por alto los asuntos afeando y envileciendo una adquisición que debía convocar a más empresas por la limpieza misma del concurso.

Sostenemos que siendo el Poder Judicial, uno de los que mayor déficit tiene en la imagen pública por su desastrosa gestión en cuanto a justicia, lo menos que se puede exigir porque el dinero del que viven sus funcionarios y empleados, es de los impuestos que pagan los peruanos, entonces no pueden existir oscuridades ni controversias que se acercan por milímetros ¡al escándalo!

En anteriores publicaciones: ¡Big brother is watching you! http://www.voltairenet.org/Big-brot... y sus precedentes: Limpieza y licitaciones en el Poder Judicial http://www.voltairenet.org/Limpieza... y ¡Ojo con Licitación en Poder Judicial! http://www.voltairenet.org/Ojo-con-... y sobre otra licitación habíamos advertido consideraciones similares y hasta tenemos entendido que esas revelaciones constituyeron en señales de alerta potentes ¡enhorabuena!

Los documentos no dejan lugar a dudas sobre lo que hemos afirmado.

¿Qué hará el Comité de esta licitación sobre estos asuntos? ¿o no hará nada?

¿Sabe el doctor César San Martín, presidente del devaluado Poder Judicial, a qué clase de gatos convertidos en despenseros, aloja el difícil portafolio a su cargo?

Documentos adjuntos