Publicó al menos cuatro libros excepcionales, con el factor común de la democracia/autocracia o autoritarismo (palabra muy sutil para referirse a las autocracias, puesta en uso por los politólogos, al considerar que esas autocracias eran dictablandas, no obstante su dureza, crueldad y abusos de poder sin separación ni controles ni contrapesos, con partidos únicos o casi únicos en manos de un hombre y su grupo-mafia). Coordinó el sobresaliente manual Transiciones desde un gobierno autoritario, junto con el profesor emérito del Departamento de Ciencias Políticas y Sociales en el Instituto Universitario Europeo, Philippe C Schmitter, y el catedrático en ciencia política de la Universidad de Oxford, Laurence Whitehead; con un prólogo del profesor de relaciones internacionales de la Universidad del Sur de California, Abraham F Lowenthal, son 24 textos vigentes hasta nuestros días, en cuatro tomos: Europa meridional, América Latina, Perspectivas comparadas y Conclusiones tentativas sobre las democracias inciertas. La traducción del inglés al español de los tres primeros tomos es de Jorge Piatigorsky, y el cuarto de Leandro Wolfson. Y son un abrevadero de reflexiones políticas que anuncian el final de los autoritarismos y las posibilidades de aperturas democráticas. Transiciones que se empantanan o frustran (como el caso mexicano con las fallidas alternancias que están de regreso al punto de partida: cuando la caída del Partido Revolucionario Institucional, hace más de una década).

Son textos indispensables para su lectura y consulta que enriquecen el arsenal del analista (estudiante, periodista, político, economista, etcétera) para fortalecer la crítica; e ilustran las propuestas y el ejercicio de los poderes públicos de quienes se asoman a sus páginas. Porque la tarea de democratizar no tiene final y la tentación autoritaria (Alain Rouquié, La tentación autoritaria, versión castellana de Alejandro Riscomida, Edicial) es una constante en quienes, aun con discursos democráticos, ya en el poder del Estado, recurren a métodos autocráticos, pues prevalece la personalidad autoritaria existente en todas las relaciones sociales, familiares, patronales… que atraviesan todas las jerarquías y las elites para sus ordenamientos de autoridad. Por eso es que ininterrumpidamente se debe estar alerta contra las usurpaciones autoritarias, antidemocráticas y antirrepublicanas. Estos textos nos detallan cómo enfrentar la crisis política cuando “la transición tendrá, ora que empezar de vuelta, ora que revertir a un modelo autoritario”.

Ficha bibliográfica:

Autores: Guillermo O’Donnell y Philippe C Schmitter Título: Transiciones desde un gobierno autoritario Editorial: Paidós

Fuente: Revista Contralínea 270 / 05 febrero de 2012