Red Voltaire
«Tendencias del Oriente»

Turquía pierde su influencia en Líbano

| Beirut (Líbano)
+
JPEG - 16.2 KB

Dos pilotos turcos secuestrados en Beirut:
Ankara pierde su influencia en el país del cedro

Al cabo de largos meses de dilaciones en el caso de los rehenes libaneses secuestrados en Siria, se había alcanzado un acuerdo para solucionar el asunto. Pero los secuestradores, manipulados por Turquía, no respetaron sus compromisos a pesar de que Damasco cumplió su promesa de liberar 43 detenidas sirias. La respuesta no tardó en llegar: 2 pilotos turcos fueron secuestrados en Líbano. Turquía ha decidido retirar su contingente de la FINUL y ha llamado a sus ciudadanos a salir del Líbano. Y pierde así toda su influencia en el país del cedro.

Según una fuente de seguridad, 2 pilotos turcos de la compañía aérea Turkish Airlines que viajaban en un autobús desde el aeropuerto de Beirut hacia un hotel de esa ciudad fueron secuestrados por 4 individuos armados que se desplazaban en dos autos. Los dos secuestrados han sido identificados como el piloto Murat Aktumer y su copiloto Murat Agca. Otros 7 pasajeros pudieron partir de regreso a Estambul.

El ministro del Interior [[libanés], Marwan Charbel, recibió al embajador de Turquía en Beirut, Inan Ozyildiz, el sábado, o sea al día siguiente del secuestro de los dos pilotos. «Protegeremos a los turcos en Líbano así como a todos los visitantes y a todos los libaneses», prometió el señor Charbel al término de la reunión, condenando el rapto de los dos pilotos. Al garantizar que los servicios de seguridad no escatiman esfuerzos, el ministro aseguró que la investigación continúa y que los secuestrados volverán en cuanto sean localizados. «El Líbano rechaza el secuestro y el Estado hará todo lo posible por liberarlos», prosiguió el señor Charbel.

El embajador turco, por su parte, no hizo declaraciones. Pero el viernes había afirmado a la televisión que «el caso está siendo seguido de cerca» y que él mismo estaba trabajando con «las partes libanesas por la liberación de los dos pilotos».

A raíz del rapto, Turquía llamó a sus ciudadanos a salir del Líbano. «Dada la actual situación sería conveniente para nuestros ciudadanos evitar, exceptuando una necesidad vital, todo viaje al Líbano», declaró el ministro turco de Relaciones Exteriores en un comunicado divulgado a través de su sitio web. «Se aconseja a nuestros conciudadanos que aún permanecen en Líbano que regresen a Turquía si están en condiciones de hacerlo o, si tienen que quedarse, que tomen todas medidas para garantizar su seguridad personal y que estén vigilantes», agrega el documento.

Para el dimitente ministro [libanés] de Turismo, Fady Abboud, el rapto del viernes tendrá repercusiones negativas sobre la situación turística y económica del Líbano. El señor Abboud indicó, sin embargo, en declaraciones hechas el sábado a La Voz del Líbano, que no todos los ciudadanos turcos han salido del Líbano. «Actualmente hay más de 500 turistas en el país y se han tomado medidas de seguridad para protegerlos», agregó.

Los hombres armados secuestraron a los dos pilotos de Turkish Airlines para que Ankara obligue a los rebeldes sirios a liberar a los 9 libaneses que mantienen secuestrados desde mayo de 2012. Estos últimos formaban parte de un grupo de chiitas que había desaparecido en la provincia de Alepo [norte de Siria] cuando regresaban de un peregrinaje en Irán. Hasta ahora han sido liberados las mujeres y sólo 2 hombres de aquel grupo.

Un grupúsculo que se hace llamar «Los peregrinos del imam Rida» se responsabilizó con el secuestro [de Beirut]. En un mensaje difundido a través del canal de televisión al-Jadeed, los secuestradores piden a las autoridades la liberación de los peregrinos chiitas [libaneses] a cambio de la [liberación] de los dos pilotos. «Anunciamos que el capitán y su copiloto son nuestros invitados hasta que se libere a nuestros hermanos, secuestrados en Aazas después de haber visitado los lugares sagrados. Turquía es directamente responsable de la libertad» de los rehenes libaneses, afirmó el grupo.

Las familias de los peregrinos habían realizado varias manifestaciones ante los locales de Turkish Airlines en Beirut, llamando a Ankara a utilizar su influencia sobre los rebeldes para obtener la liberación de sus familiares [secuestrados]. Las negociaciones a favor de su liberación han sido inútiles hasta el momento.

El jeque Abbas Zogheib, encargado por el Consejo Superior Chiita de dar seguimiento al caso de los peregrinos secuestrados en Siria, desmintió toda implicación en el secuestro de los pilotos de Turkish Airlines. Agregó, sin embargo, que «apoyamos ese acto ya que hace más de un año que nuestros familiares fueron secuestrados y los turcos siguen jugando con nuestros nervios». «Si la captura del piloto y del copiloto busca presionar a Turquía para acelerar la liberación de nuestros familiares, nosotros la apoyamos», prosiguió.

El 19 de julio, como resultado de conversaciones con el director de la Seguridad General libanesa –general Abbas Ibrahim– Damasco aceptó ordenar la liberación de 43 mujeres que se hallaban detenidas en prisiones sirias. Los nombres de esas mujeres figuraban en una lista que Turquía había entregado anteriormente a las autoridades libanesas y el Líbano espera obtener –a cambio de aquella gestión– la liberación de los 9 peregrinos [libaneses] secuestrados en Aazas.

Sin embargo, según una fuente gubernamental libanesa, aunque el acuerdo estipulaba que todos los cautivos libaneses serian liberados para la fiesta del Aid el-Fitr –que marca el fin del Ramadán–, los secuestradores no respetaron sus compromisos y piensan liberar únicamente 2 rehenes libaneses a cambio de las detenidas ya liberadas por el régimen de Damasco.

Declaraciones y posiciones

Bechara Rai, patriarca maronita
«Occidente apoya, política, financiera y militarmente a los fundamentalistas que socavan las fuerzas de la moderación y una cultura de la coexistencia islamo-cristiana que cuenta con 4 000 años de existencia. Si prosigue el apoyo de esos países occidentales a los fundamentalistas, los musulmanes se verán empujados, arrastrados masivamente hacia el extremismo. Eso es aterrador y no dejamos de repetirlo a los diplomáticos que nos visitan y a los responsables con quienes nos reunimos. El Líbano, Siria e Irak son rehenes de una rivalidad entre sunnitas y chiitas. Esa adversidad es el origen de todas nuestras crisis. En Irak, el conflicto es entre sunnitas y chiitas. En Siria, se trata de un conflicto [que se desarrolla] en suelo sirio entre Estados sunnitas y Estados chiitas. Eso es lo que ha agravado el conflicto en nuestro país. Ese conflicto resume en sí mismo nuestra propia crisis. El 14 de Marzo espera, antes de actuar, a saber lo que piensa Arabia Saudita y el 8 de Marzo espera a ver la posición que Irán va a adoptar. Egipto es el único que escapa a ese esquema. En Egipto, el conflicto es entre los moderados y la Hermandad Musulmana.»

Naim Kassem, secretario general adjunto del Hezbollah
«Las armas son un instrumento que puede ponerse al servicio del bien o del mal. Lo importante es cómo se utilizan y el objetivo al que apuntan. Hay que distinguir entre las armas en manos de la Resistencia y las que tienen los milicias que asolan las calles. Las armas del Hezbollah favorecen al Líbano y actúan en bien de este país. Eso está demostrado. Mientras que las armas que están en manos de las pandillas de barrio perjudican al país. Los jefes de las pandillas callejeras son conocidos, al igual que quienes los entrenan, los financian y facilitan el envío de armas a través de los puertos o de otros medios de transporte entre el Líbano y los países vecinos. Estamos dispuestos a discutir sobre nuestra visión así como la de los demás en lo tocante a la Resistencia sentándonos a la mesa de diálogo para determinar cómo hacerla provechosa en el marco del tríptico ejército/pueblo/Resistencia. No se puede eliminar la Resistencia mediante una simple decisión o porque no le agrada a unos cuantos.»

Michel Aoun, líder de la Corriente Patriótica Libre
«Incidentes peligrosos están teniendo lugar en el país, provocados por responsables que imponen sus propias condiciones. Cualquier condición que se plantea encuentra de inmediato la oposición de una condición contraria. Las iniciativas presentadas para garantizar la formación del próximo gobierno no son más que intoxicaciones de carácter mediático. Los políticos mienten y es por eso que exhorto al pueblo a unirse a la Campaña “Líbano para Todos”. ¡Basta ya de mentiras! Desde el inicio del proceso de formación del gabinete sobre la base de una representación proporcional al peso de los bloques parlamentarios cada cual parece querer fijar la proporción que más le conviene. El gran tema de los refugiados sirios en Líbano está en manos de cabezas huecas y sigue sin ser resuelto.»

Hechos

  • La Agencia Nacional de Informaciín (ANI, oficial) reporta que el Ejército Sirio Libre (ESL) secuestró, el viernes 9 de agosto, a 2 libaneses en los jurd de Brital, región fronteriza con Siria en la Bekaa, y se los llevó a territorio sirio. Una tercera persona logró huir de los secuestradores aunque fue herida durante la operación, que se desarrolló bajo intenso fuego.
  • El vicepresidente del Consejo Superior Chiita, jeque Abdel Amir Kabalan, dirigió un mensaje a los musulmanes en ocasión del Aid al-Fitr llamando a la moderación y a la apertura y exhortando a los libaneses a reconstruir puentes. También denunció: «la agresión israelí en la región de Labbouné, que constituye una nueva violación de la soberanía y la estabilidad del Líbano». «El Líbano, con su pueblo, su ejército y su Resistencia debería mantenerse constantemente en guardia ante los complots israelíes», declaró.
  • El Ejército Libanés arrestó a 2 milicianos del jeque extremista Ahmad al-Assir en la localidad de Abra, al este de Saida. Las fuerzas de seguridad habían arrestado a fines de julio al guardaespaldas personal del jeque en el aeropuerto de Beirut.
  • Fuentes de seguridad citadas por el diario Al-Akhbar indicaron que armas pertenecientes a trabajadores sirios fueron descubiertas en una villa en construcción en la región de Kesrouan.
  • El padre jesuita Paolo Dall’Oglio fue «aparentemente secuestrado por un grupo islamista» considerado «una versión local de al-Qaeda» en Siria, según declaró a un canal de televisión la jefa de la diplomacia italiana Emma Bonino. «Todos ustedes pueden comprender las dificultades, pero no nos damos por vencidos. Tengo confianza», agregó durante la transmisión del programa Unomattina. La ministra italiana de Relaciones Exteriores explicó que el padre Dall’Oglio «había dejado un mensaje que decía: “Si no regreso en 72 horas deben preocuparse».

Revista de prensa

As-Safir (Diario libanés vinculado al 8 de Marzo), 7 août 2013
Una fuente cercana al presidente de la República indico que «nadie insiste tanto como el jefe del Estado a favor de una participación del Hezbollah en el próximo gobierno y es lo que él mismo ha dicho personalmente al presidente francés Francois Hollande». La misma fuente agregó que «no hay animosidad alguna entre el presidente Sleiman y el Hezbollah, como algunos tratan de hacer creer, o entre el presidente y cualquier otro partido libanés, a no ser que alguno de los protagonistas tenga un proyecto independiente al del Estado libanés y, en ese caso, estaría en estado de hostilidad con el conjunto del Estado». La fuente indica que «toda la filosofía del discurso del presidente Sleiman en ocasión de la fiesta del ejército se basa en la estrategia de defensa y en los medios de aprovechar las capacidades de la Resistencia». Y agrega la fuente: «El jefe del Estado establece una diferencia entre resistencia y terrorismo. Además, no es cierto que sus palabras estaban dirigidas exclusivamente contra el Hezbollah. Cualquier arma que se utilice para luchar en Siria es ilegal, al igual que cualquier arma que se agite dentro [del Líbano] es ilegal, mientras que las armas que apuntan al enemigo israelí son legales en el marco de un dispositivo estratégico de defensa nacional sobre cuyas detalles es tiempo ya de nos pongamos de acuerdo.»

As-Safir , 5 de agosto de 2013
Fue una intervención divina lo que permitió que el Líbano se librara de lo peor. Una bomba artesanal explotó entre las manos de 3 individuos que la estaban fabricando en el domicilio del imam de la mezquita de Daraya, en el Iqlim el-Karroud, jeque Ahmad Abdel Latif Dakhakhni. Esta localidad se halla cerca de la carretera costera que conduce al sur del Líbano. Según una fuente de seguridad, las pistas exploradas no excluyen la posibilidad de que el posible blanco fuesen la FINUL, un responsable de la seguridad o el responsable de un partido político. Los datos disponibles indican que Abdel Latif Dakhakhni, quien murió en la explosión, estaba vinculado a Ahmad al-Assir. La misma fuente informa que las fuerzas del orden encontraron mapas donde estaban marcados los posibles blancos y descubrieron además banderas de Jabhat al-Nusra y cierta cantidad de explosivos. El jeque Ahmad, agrega la fuente, reclutaba combatientes que enviaba a Irak. El ministro del Interior [libanés] Marwan Charbel mencionó el desmantelamiento de una célula terrorista que proyectaba realizar varios atentados en diferentes regiones del país. Se confiscaron 18 cargas explosivas y mapas de la zona costera que se extiende hasta Beirut y Hadath, en los que estaban marcados blancos situados en Wadi El Ziné, Saadiyyat y Hadath.

As-Safir , 5 de agosto de 2013
Nabil Haitham
¿Será por pura coincidencia que Michel Sleiman y Saad Hariri están en sintonía y toman al Hezbollah como blanco de sus ataques? ¿Dónde está la sabiduría del presidente de la República en el hecho de romper el momento de estabilidad política y de provocar la chispa de la tensión con más de la mitad de los libaneses? ¿Dónde está la sabiduría en la insistencia de Saad Hariri en querer convertir al Hezbollah en un enemigo y adónde va a llevar eso?
Una parte de los libaneses los aplaudió porque estima que el Hezbollah ha violado «prohibiciones» libanesas, sirias e internacionales. Pero otra parte importante de la población percibe las declaraciones de Sleiman y Hariri como parte de un «coro ofensivo» o más bien de un dispositivo de ataque de dimensiones internas, regionales e internacionales, manipulado por una mano invisible como preludio a una dura batalla política para los próximos días.
Es difícil separar los ataques de Sleiman y de Hariri de la campaña contra el Hezbollah, que ha ido creciendo después de la batalla de Qoussair: las medidas del Consejo de Cooperación del Golfo, las sanciones contra libaneses en el Golfo, las vejaciones contra libaneses en África, las amenazas de veto de Bandar ben Sultan y de Saud al-Faisal contra una participación del Hezbollah en el gobierno –en un intento por aislarlo–, el atentado de Burgas utilizado como pretexto para incluir al partido en la lista terrorista de la Unión Europea y, finalmente, el anuncio del inicio del juicio de los asesinos de Rafic Hariri para enero próximo.
Para nadie es un secreto que el primer objetivo de esa campaña es obligar al Hezbollah a retirarse de Siria y contener su avance, que ha permitido una nueva distribución de las cartas en la guerra contra el régimen de Bachar al-Assad. Todos recordamos la posición de Michel Sleiman luego de la caída de Qoussair, cuando advirtió al Hezbollah sobre el pantano que representa la fitna. Y su posterior queja contra Siria ante el Consejo de Seguridad [de la ONU], para llegar por fin a la posición que expresó durante la fiesta del ejército, que coincidió con la caída de Khaldiyé, en Homs [Siria]. ¿Cuál es el descontento que quiere expresar Sleiman?
Muchos libaneses pueden tener la impresión de que alguien trata de provocarlos. Pudieran creer que una parte regional, el Golfo u Occidente, ha murmurado algo al oído del presidente, empujándolo a apostar por los cambios, por una próxima derrota del régimen sirio y –con ella– por la derrota de los aliados libaneses de Damasco. Ese escenario, piensa el presidente, podría conducir a la prórroga del mandato presidencial.
En su ataque contra la Resistencia, Michel Sleiman pudiera dar la impresión de querer provocarla y arrastrarla a una polémica frontal, lo cual permitiría al presidente obtener ventajas populares y políticas, sobre todo entre los cristianos. Si esa es su intención, no lo logrará ya que el Hezbollah no caerá en la polémica.
Hay quien dirá que todo ese escándalo y esos altos niveles de ataque contra el Hezbollah se inscriben en el marco de un proceso predeterminado tendiente a mejorar las condiciones para la negociación cuando esté lista la mesa para el diálogo nacional.
Queda el tema del gobierno neutral al que alude el presidente y al que Hariri ha preparado el terreno al invitar el Hezbollah a aceptar un «sacrificio común» con la Corriente del Futuro aceptando no participar en el próximo gabinete. El Hezbollah y sus aliados rechazan ese tipo de gobierno y son grandes los temores de que aumenten las tensiones alrededor de ese tema, como preludio a la formación de un gobierno de facto. Habrá entonces que apostar nuevamente por el papel de Walid Joumblatt para frenar ese acto, que tendrá graves repercusiones para el Líbano.

An-Nahar (Diario libanés vinculado al 14 de Marzo)
Sarkis Naoum (8 de agosto de 2013)
Cuatro meses después de la designación de Tammam Salam [como nuevo primer ministro libanés], las circunstancias relativas a la formación del gobierno se han hecho más difíciles. El Hezbollah y sus aliados siguen estando en desacuerdo con el primer ministro designado, aunque aprecian su transparencia y honestidad. Quieren tener garantías en el nuevo gabinete y Salam no ha logrado convencerlos de que él mismo será la garantía. Por consiguiente, fuentes informadas prevén que Salam se dará por vencido a fines de septiembre, dando así lugar a una nueva ronda de consultas que pudiera no lograr llegar a la designación de nuevo primer ministro.

Al-Akhbar (Diario libanés vinculado a la Resistencia)
Ibrahim Al-Amine (8 de agosto de 2013)
Como resultado de la incursión de los soldados israelíes hacia medianoche en la región de Labbouné se registró la explosión de una granada vinculada a 4 cargas explosivas. Otra carga similar explotó 20 segundos después. Las fuerzas israelíes cayeron así en una emboscada cuidadosamente preparada. Lo que intriga al enemigo es saber cómo tuvo el Hezbollah conocimiento de esa incursión. La conclusión evidente a la que llegó el enemigo es que la Resistencia está en estado de alerta y lista a hacer frente a cualquier violación. Esa emboscada significa que el Hezbollah dispone de una red de inteligencia que le permitió saber con precisión a qué hora debía penetrar la patrulla en territorio libanés así como el itinerario que iba a seguir, lo cual constituye para el enemigo un intolerable fracaso en materia de seguridad. Este enfrentamiento no sólo demostró que el Hezbollah está en estado de alerta en el plano militar y de seguridad. También reflejó la decisión del partido de oponerse a toda violación y su disposición a aceptar un enfrentamiento generalizado, de producirse una evolución de los acontecimientos. El mutismo de los medios y los militares israelíes sobre este incidente debe atribuirse a la situación incómoda de Israel al respecto.

Al-Akhbar , 7 de agosto de 2013
Nader Heter, Jordania
Arabia Saudita ha declarado la guerra confesional en Siria en contra de la comunidad alauita como medio de golpear el sector más duro del régimen sirio y de socavar la moral de una buena parte de los oficiales y soldados del ejército regular. El proyecto criminal de Bandar ben Sultán goza del pleno respaldo de Washington. La política estadounidense está desprovista de toda dimensión moral. El jefe de la inteligencia saudita está haciendo la guerra a los alauitas para tratar de debilitar el régimen y arrastrarlo a un compromiso conforme a las condiciones israelo-americanas.

Ad-Diyar (Diario libanés vinculado al 8 de Marzo), 5 de agosto de 2013
Fuentes de seguridad bien informadas afirman que el blanco principal de los extremistas en el actual periodo es el presidente del Parlamento [libanés] Nabih Berry porque piensan que su asesinato podría empujar a la comunidad chiita a caer en el extremismo. El jefe del poder legislativo ya había recibido varios avisos provenientes de servicios de inteligencia europeos, que supuestamente obtuvieron información sobre un plan fomentado por Qatar y ejecutado por grupos extremistas del Frente al-Nusra para asesinar al señor Berry. El plan fue descubierto por pura casualidad después de la confiscación de mapas y documentos en el auto de un oficial qatarí que seguía un curso de formación en Francia. Fuentes cercana a la investigación sobre la explosión de Daraya precisan que las víctimas de la explosión «forman parte de una célula terrorista durmiente» y afirman que pueden existir «en Líbano varias células de ese tipo». Las mismas fuentes agregan que una segunda carga explosiva fue encontrada en el domicilio de Dakhakhna. Se trata de un tubo de 5 centímetros de diámetro, cerrado por ambos lados y lleno de material explosivo.

Al-Hayat (Diario con capitales sauditas), 7 de agosto de 2013
Randa Takieddine, París
El nuevo presidente iraní Hassan Rohani se presentó como un reformador que quiere sacar a Irán de las dificultades económicas provocadas por las sanciones que le han sido impuestas debido a su programa de desarrollo del arma nuclear. Pero no ha dado la impresión de tener la voluntad de detener ese programa. Por el contrario, confirma el derecho de Irán en ese sentido. Sobre el apoyo a Siria y al régimen de Bachar al-Assad, Rohani subrayó su apego a esa línea política. La economía de Irán está al borde del abismo. A pesar de ello, el régimen iraní sigue prestando apoyo financiero y militar a Bachar al-Assad y al Hezbollah. Y ese estado de cosas no cambiará ahora que Rohani ha entrado en funciones. La prioridad del presidente será convencer a Occidente, principalmente a Estados Unidos, de que Irán ha cambiado con su llegada al poder para tratar de deshacerse de las sanciones.
Pero una pregunta se plantea: ¿Cómo será eso posible si prosigue su programa nuclear y su respaldo a Assad y al Hezbollah? A Rohani le costará mucho trabajo mejorar la situación económica de su país si no cambia de política. Por ejemplo, Irán tuvo la posibilidad de enviar una señal positiva con el tema libanés y obligar el Hezbollah a aceptar la formación de un gobierno neutral sin oponer condiciones inaceptables porque el Líbano está en peligro. Parece, sin embargo, después de la visita del presidente Sleiman en Irán, que no se ha dado ningún paso en ese sentido. Al mismo tiempo, la participación del Hezbollah en los combates en Siria se ha intensificado. ¿Cómo puede entonces abrir Rohani una nueva página si no comienza a dar pasos externos que presagien un profundo cambio?

L’Orient-Le Jour (Diario libanés en lengua francesa vinculado al 14 de Marzo)
Scarlett Haddad (8 de agosto de 2013)
Una fuente diplomática de los países del BRICS estima que los 2 próximos meses deberían ser violentos en Siria e inciertos en Líbano ya que la escena libanesa depende directamente de lo que sucede en Damasco y sus entornos.
La fuente diplomática basa su afirmación en la reciente visita del jefe de la inteligencia saudita y hombre fuerte de Arabia Saudita, el emir Bandar ben Sultán, a Moscú.
Según esa fuente, esa visita revistió gran importancia, a pesar de haber sido casi un fracaso. Según informes diplomáticos citados por esa fuente, el emir saudita trató, en sus conversaciones con los responsables rusos, incluyendo al presidente Vladimir Putin, de convencer a sus interlocutores de que renuncien a apoyar al régimen sirio. Para ello les explicó que Arabia Saudita está retomando la iniciativa en el Medio Oriente, esencialmente con el cambio suave en la dirección de Qatar y la cuasi neutralización de la diplomacia del emirato en la región, que estorbaba cada vez más a Riad, y la destitución del presidente [egipcio] proveniente de la Hermandad Musulmana. Al mismo tiempo, el hermano del emir Bandar ha sido nombrado en Jordania y está presionando al rey Abdallah II para que salga de su neutralidad con respecto a Siria y –al igual que el emir Bandar– se considera bastante influyente en Turquía, que deja pasar las nuevas armas enviadas a los rebeldes sirios. Así que propuso a los responsables rusos que renuncien a apoyar a Assad para poder encontrar después una solución que convenga a todas las partes implicadas y que tendría en cuenta los intereses de Rusia.
Según la fuente del BRICS, esa teoría no convenció a los dirigentes rusos, como tampoco los europeos se dejaron convencer por el emir Bandar de que armen a los rebeldes sirios (antes de ir a Moscú, [Bandar] estuvo en Berlín y en otras capitales europeas) a pesar de que aseguró que las armas no irían a parar a manos de los extremistas de al-Qaeda.
La fuente diplomática del BRICS estima entonces que, ante el fracaso de su intento de reclutar a Rusia y Europa para su proyecto, el poderoso emir Bandar parece haber decidido emprender una ofensiva determinante en Siria contra las fuerzas del régimen y ha asegurado que resultados significativos se verían en el terreno en los próximos meses. Así que habría decidido crear un nuevo equilibrio de fuerzas en el terreno en Siria, a favor de la oposición, para obligar a Rusia y sus aliados a sacrificar a Assad en el marco de nuevas negociaciones internacionales.
Al mismo tiempo, el emir Bandar quiere poner en dificultades a Irak y al Hezbollah, que están ayudando al régimen de Assad. De ahí sus instrucciones a las partes libanesas con las que tiene contacto para empujarlas a rechazar cualquier gobierno en el que participe el Hezbollah, que conceda la tercera parte que permite bloquear la acción gubernamental al 8 de Marzo y sus aliados y que adopte en su declaración ministerial la famosa fórmula «ejército-pueblo-resistencia», incluso aunque ello retrase la formación de un nuevo gobierno, favorezca la proliferación de los incidentes en materia de seguridad o favorezca aún más la formación de un gobierno de facto.
El emir Bandar está aprovechando también el hecho que Estados Unidos se mantiene algo apartado del expediente sirio, poco preocupado por una guerra que podría prolongarse ya que, al final, Estados Unidos estará ahí de todas maneras para las negociaciones finales.
Al no ser capaz de resolver a su favor el problema sirio, Estados Unidos está permitiendo la actuación de sus aliados, teniendo en cuenta que esta guerra siria está también debilitando a sus rivales, específicamente a Rusia e Irán.
Por todas esas razones y en ese complejo contexto, la fuente diplomática del BRICS precisa que hay que prever varios meses calientes en Siria, con repercusiones limitadas en Líbano, ya que es en suelo sirio donde se están jugando las futuras negociaciones internacionales.
Al mismo tiempo, hay que tener en cuenta el cambio en Irán y la voluntad ya expresada por el presidente Hassan Rohani de viajar a La Meca para el peregrinaje de al-Adha, en lo que constituye una evidente señal de apertura hacia los dirigentes del reino wahabita, mientras que la situación en Egipto, a pesar del declarado apoyo de Riad al nuevo presidente y de la ayuda material que le ha proporcionado, sigue siendo confusa.

The Wall Street Journal (Diario estadounidense), 7 de agosto de 2013
La eventual caída del régimen del presidente sirio Bachar al-Assad representa una seria amenaza para la seguridad de Estados Unidos, declaró Michael Morell, director adjunto de la CIA. Dice [Morell] que el riesgo consiste en que el actual gobierno sirio, que posee arsenales químicos y otros armamentos avanzados, caerá y el país se convertirá en un foco de terrorismo.
«Si ese escenario se concreta, la nebulosa terrorista al-Qaeda se impondrá en la región, lo cual creará inquietudes suplementarias para Estados Unidos. Si no ejercemos presión sobre los terroristas, estos recuperarán fuerzas», dijo.

Vedomosti (Diario ruso), 9 de agosto de 2013
Rusia ha fabricado una parte de los misiles tierra-aire S-300 destinados a Siria pero la entrega prevista para la primavera de 2013 ha sido pospuesta para 2014 a pesar de que Damasco ya desembolsó un adelanto del pago. Según informes de empresas rusas productoras de armamento, una parte del pedido sirio ya está fabricada pero se mantiene retenida en Rusia a pesar de que Siria ya desembolsó un adelanto de varios cientos de millones de dólares.
El contrato para la entrega a Siria de 4 complejos S-300 por valor de 1 000 millones de dólares se pactó en 2011.
El pasado 4 de junio, el presidente ruso Vladimir Putin declaró que Moscú no había «por el momento» entregado misiles S-300 a Siria para no «romper el equilibrio de fuerzas».
El viceprimer ministro sirio Qadri Jamil declaró a finales de julio, durante su visita a Rusia, que los acuerdos para la entrega de misiles S-300 se mantenían «en vigor».
La entrega de ese armamento, capaz de interceptar en pleno vuelo aviones o misiles guiados –se trata de un equivalente ruso de los misiles Patriot estadounidenses–, preocupa especialmente a Israel, que teme que pueda caer en manos del movimiento chiita libanés Hezbollah, aliado de Damasco.
La instalación de ese sistema de defensa tierra-aire complicaría cualquier proyecto de Estados Unidos o de sus aliados que implique la realización de golpes aéreos, así como la imposición de una zona de exclusión aérea sobre Siria o la posibilidad de intervenir para garantizar la seguridad o el desmantelamiento de las armas químicas.

Fuente
New Orient News

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.