La Casa Blanca y el Kremlin han decidido, en aplicación de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, de la Declaración Final de Munich [1], de las declaraciones de Viena y del Comunicado de Ginebra, instaurar un cese temporal de hostilidades en Siria [2].

Todos los grupos deseosos de beneficiarse con este cese de hostilidades así deben declararlo, ya sea ante la Casa Blanca o ante el Kremlin, a más tardar el viernes 26 de febrero de 2016 a las 10 horas TU (12 horas, hora de Siria).

Estados Unidos y Rusia establecerán un mapa preciso que permita la localización de las fuerzas que participen y gocen del cese de hostilidades, el cual entrará en vigor el viernes 26 de febrero de 2016 a las 22 horas TU (o sea, a las 24 horas de Siria).

Este cese temporal de hostilidades no concierne a los grupos e individuos inscritos en la lista de organizaciones terroristas reconocida por las Naciones Unidas.

La Casa Blanca y el Kremlin han establecido una línea telefónica directa dedicada a la aplicación de este acuerdo.

Los participantes en el cese temporal de hostilidades se comprometen a:

  • aplicar la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU [3], lo cual incluye su faceta política;
  • no hacer uso de sus armas, salvo en casos de legítima defensa y de manera proporcionada con la situación particular;
  • no tratar de extender el territorio bajo su control en detrimento de otros participantes en el cese temporal de hostilidades;
  • permitir la circulación de la ayuda humanitaria hacia todas las poblaciones que la necesitan, cualesquiera que sean.

[1] “Statement of the International Syria Support Group”, Voltaire Network, 12 de febrero de 2016.

[2] “Cessation of Hostilities in Syria”, Voltaire Network, 22 de febrero de 2016.

[3] «Resolución 2254 (Plan de paz para Siria)», Red Voltaire, 18 de diciembre de 2015.