Red Voltaire

Rusia no necesita atacar instalaciones ‎militares de Estados Unidos en Rumania‎

Radio Free Europe provocó en Rumania una ola de pánico al afirmar que Moscú ‎estaba preparando una salva nuclear contra la localidad de Deveselu, donde se ha instalado una ‎base estadounidense del llamado «escudo antimisiles». Es simplemente una mentira. ‎Rusia no necesita borrar del mapa a Rumania porque las fuerzas armadas rusas ‎disponen de medios que les permiten destruir los misiles estadounidenses inmediatamente después del ‎lanzamiento. ‎

| Bucarest (Rumania)
+
JPEG - 27.5 KB
En mayo de 2016, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, y el primer ministro ‎rumano, Dacian Ciolos, visitaban la base militar de Estados Unidos en Deveselu (Rumania). ‎

Todo comenzó cuando Radio Free Europe (financiada por el gobierno de Estados Unidos), ‎difundió en rumano una entrevista exclusiva con el analista militar ruso Pavel Felgenhauer ‎‎ [1]. Este señor es bioquímico y no tiene formación militar, sólo es un periodista ‎proestadounidense que trabaja desde Rusia. ‎

La entrevista, donde a Pavel Felgenhauer le hicieron decir que los misiles Kinzhal de los aviones rusos MiG-‎‎31K están concebidos especialmente para atacar Rumania, país que alberga instalaciones del ‎‎«escudo antimisiles» estadounidense, es sólo una fake new. ‎

Mediante los medios de difusión serviles y personas que los servicios de inteligencia rumanos, a las órdenes de sus homólogos de Estados Unidos, han emplazado en ciertos puestos, esa ‎información falsa fue divulgada y amplificada para provocar una verdadera histeria en Rumania, ‎donde la prensa acusó enfáticamente a Rusia de estar a punto de atacar el país. ‎

Personalmente, albergo la convicción de que los rumanos no tienen nada que temer, convicción ‎que ha sido confirmada por el embajador de Rusia en Bucarest, Valery Kuzmin. ‎

En efecto, Rusia no utilizará ningún misil «Kinzhal» con carga nuclear para atacar Rumania. ‎Este misil hipersónico está concebido para neutralizar blancos móviles, como grupos de asalto ‎naval conformados alrededor de los portaviones estadounidenses, objetivos mucho ‎más importantes que la instalación de Deveselu. ‎

Veamos con calma cómo se desarrollaría la «agresión» rusa imaginada por la prensa ‎rumana. ‎

El sistema antibalístico estadounidense está instalado en la región rumana de Deveselu. Entre ‎la costa del Mar Negro y Deveselu, el terreno es llano y sin obstáculos. Entre Crimea y el litoral ‎rumano hay entre 220 y 310 kilómetros. Rusia tiene instalados en Crimea entre 4 y 8 sistemas de ‎defensa antiaérea del tipo S-400, capaces de derribar objetivos aéreos a 380 kilómetros. ‎

En las montañas de Crimea, a más de 1 500 metros de altitud, hay radares detectores de alta ‎sensibilidad. Esos radares pueden seguir 300 objetivos aéreos (aviones, helicópteros, misiles ‎crucero y misiles balísticos) en las direcciones del Bósforo y los Dardanelos. Seguir un misil ‎‎«Tomahawk» que vuela a 800 kilómetros por hora sobre el mar o la llanura rumana resulta ‎muy fácil. ‎

Los batallones de S-400 desplegados en Crimea están conectados a una red de gestión ‎automatizada del espacio aéreo llamada Polyana D4M1, junto a otros sistemas de misiles de ‎alcance medio y corto. Polyana D4M1 recibe información del lanzamiento de cualquier misil ‎‎Tomahawk desde Deveselu, información que también recibirá de un avión A-50 (equivalente ‎ruso de los aviones AWACS estadounidenses). En 2019, Rusia comenzará a operar una nueva ‎estación de radar ubicada en Sebastopol, con un radio de acción de 2 500 kilómetros y ‎capacidades de alerta rápida. ‎

Conclusión: Rusia no necesita atacar la instalación de Estados Unidos en Deveselu, ni siquiera ‎en caso de que esta última estuviese dotada de misiles crucero del tipo Tomahawk porque, ‎desde el instante mismo de su lanzamiento contra objetivos rusos, esos misiles serían detectados, ‎vigilados permanentemente durante su vuelo y derribados en cuanto estén fuera de las aguas ‎territoriales de Rumania. ‎

Artículo bajo licencia Creative Commons

La Red Voltaire autoriza la reproducción de sus artículos a condición de que se cite la fuente y de que no sean modificados ni utilizados con fines comerciales (licencia CC BY-NC-ND).

Ayude a la Red Voltaire

Usted consulta nuestro sitio porque la calidad de sus artículos le ayuda a comprender los acontecimientos internacionales. Necesitamos su contribución personal para poder continuar nuestro trabajo.
Ayúdenos con su donación.

¿Cómo participar en la Red Voltaire?

La Red Voltaire se compone de voluntarios que no reciben remuneración.
- Si usted es traductor de nivel profesional, puede participar en la traducción de nuestros artículos.

La invasión turca en «Rojava»‎
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (3/3)‎
La invasión turca en «Rojava»‎
por Thierry Meyssan
El Kurdistán, obsesión del ‎colonialismo francés
Todo lo que nos esconden sobre la operación militar turca «Manantial de Paz» (2/3)‎
El Kurdistán, obsesión del ‎colonialismo francés
por Thierry Meyssan