JPEG - 32.5 KB

El 18 de marzo de 2019, la prensa internacional publicó una declaración de Viktor Bondarev ‎‎(ver foto), presidente de la comisión de defensa del Senado ruso. Según aquella declaración, Rusia ‎desplegaría una escuadrilla de bombarderos Tu-22M3 y misiles Iskander-M en el aeródromo ‎Gvardeiskoe, en Crimea, como respuesta al escudo antimisiles de Estados Unidos en Rumania. ‎

Los canales de televisión de Rumania fueron los primeros en resaltar el tema recurriendo ‎exclusivamente a la versión del periodista Radu Tudor. El resultado fue la propagación de la ‎sicosis sobre un ataque inminente desde Rusia. ‎

La actual base aérea de Rusia para bombarderos de gran radio de acción se halla cerca de ‎Saratov, a 1 800 kilómetros de Deveselu [1]. Por consiguiente, aún sin estar desplegados en Crimea, los Tu-22M3 tienen ‎dentro de su radio de acción el escudo antimisiles [estadounidense] desplegado en Deveselu. ‎El bombardero Tu-22M3 sirve de vector al misil Zirkon (con un radio de acción de ‎‎1 000 kilómetros y una velocidad de 11 000 km/h) y al misil Kinzhal (con alcance de 2 000 ‎kilómetros y una velocidad de 12 500 km/h). Esos dos misiles hipersónicos pueden ser lanzados ‎desde el espacio aéreo ruso y ningún sistema antiaéreo ni antibalístico del mundo es capaz de ‎interceptarlos.‎

Para atacar los objetivos de los países de Europa occidental miembros de la OTAN ‎verdaderamente importantes, el bombardero Tu-22M3 está mucho mejor posicionado ‎en Saratov que en Crimea. Para acercarse a hipotéticos objetivos ese bombardero se desplazaría probablemente ‎por el enclave de Kaliningrado. Todo eso son sólo astucias de elemental ciencia militar que Viktor ‎Bondarev conoce perfectamente ya que, hace sólo 2 años, todavía era general en activo y comandante de ‎la fuerza aérea rusa. Lo que hizo con su declaración fue lanzar una especie de anzuelo que sólo se ‎ha tomado en serio en Rumania. ‎

De hecho, al día siguiente, el Senado ruso desmintió a través de la agencia Interfax las ‎declaraciones sobre el supuesto despliegue de misiles Iskander-M y de bombarderos de largo ‎alcance Tu-22M3 en Crimea.‎

[1] La base aérea de Deveselu es el lugar de ‎emplazamiento del escudo antimisiles de Estados Unidos en Rumania. Nota de la ‎‎Red Voltaire.