En aplicación de una regla adoptada en octubre de 2019 por la Asamblea General de la ONU, esa ‎organización suspendió el derecho de voto de 7 Estados Miembros que no están al día en el ‎pago de sus contribuciones obligatorias y se dispone a tomar la misma medida contra otros 3. ‎

Los países afectados por esa decisión son:
- la Unión de Comores (islas Comores), cuando termine el actual periodo de sesiones de la ‎Asamblea General;
- Gambia, durante el actual periodo de sesiones;‎
- Lesoto, durante el actual periodo de sesiones;‎
- Líbano, durante el actual periodo de sesiones;‎
- Venezuela, durante el actual periodo de sesiones;‎
- República Centroafricana, durante el actual periodo de sesiones;‎
- Sao Tomé y Príncipe, cuando termine el actual periodo de sesiones;‎
- Somalia, cuando termine el actual periodo de sesiones;‎
- Tonga, durante el actual periodo de sesiones;‎
- Yemen, durante el actual periodo de sesiones. ‎

Sin embargo, para varios de esos Estados es materialmente imposible cumplir con sus ‎contribuciones obligatorias a la ONU porque son objeto de sanciones bancarias unilaterales ‎impuestas por el gobierno de Estados Unidos. ‎