Los talibanes dicen haber derribado un avión y un helicóptero de Estados Unidos en Afganistán. ‎En el avión –un E-11A BACN utilizado por la CIA– viajaba al parecer Michael D’Andrea, jefe de la sección “Irán” de la agencia estadounidense de espionaje y responsable del reciente ‎asesinato del general iraní Qassem Suleimani [1].‎

Según la prensa árabe, los Guardianes de la Revolución iraníes dirigieron el derribo del avión ‎estadounidense. ‎

Después de un desmentido inicial del CentCom sobre el derribo de las dos aeronaves ‎estadounidenses, varias fotos de los restos de ambos aparatos fueron divulgadas a través de ‎internet. Un oficial del Pentágono desmintió posteriormente que el avión transportara personal de ‎la CIA. ‎

[1] «La CIA prepara operaciones secretas duras contra ‎Irán», Red Voltaire, 3 de junio de 2017.