Archipel citoyen, la lista común de la izquierda para la segunda vuelta de las elecciones ‎municipales en Toulouse –la cuarta ciudad de Francia en importancia– estableció una alianza con ‎la Hermandad Musulmana. ‎

Después de quedar en segundo lugar en la primera vuelta de las elecciones municipales, ‎el ecologista Antoine Maurice obtuvo el apoyo de todas las formaciones de izquierda frente al ‎alcalde saliente Jean-Luc Moudenc, miembro del partido derechista Les Republicains y conocido ‎por sus posiciones a favor del laicismo. ‎

La Hermandad Musulmana es una organización secreta internacional que trata de llegar al poder ‎en el Medio Oriente mediante la manipulación del sentimiento religioso de las poblaciones ‎musulmanas [1]. ‎

En Francia, la Hermandad Musulmana ha creado un partido local, la Unión Democrática de ‎Musulmanes de Francia, denominación concebida para ocultar la conocida aversión de la ‎Hermandad Musulmana hacia la democracia. La Unión Democrática de Musulmanes de Francia ‎está encabezada por Mhamdi Taoufik (ver foto), director de una empresa de contratación de ‎guardaespaldas. ‎

El ecologista Antoine Maurice está vinculado a la ex ministra francesa de Vivienda, Cecile Duflot, ‎actual directora de Oxfam-France, que a su vez es miembro de Oxfam Internacional, ONG ‎conocida en el Medio Oriente por sus vínculos con el MI6 –la inteligencia militar británica para el ‎exterior. ‎

En tiempos de la guerra fría, dirigentes de la Hermandad Musulmana implicados en intentonas ‎golpistas en sus países respectivos obtuvieron el asilo político en Francia, precisamente por ‎recomendación del MI6 británico. ‎

[1] «La Hermandad Musulmana, como ‎cofradía de asesinos» (6 partes), por ‎Thierry Meyssan, Red Voltaire, 29 de junio de 2019.