GIF - 12.2 KB

El indicador del riesgo soberano Embi+, que mide los puntos porcentuales de riesgo sobre los Bonos del Tesoro Americano, basado en una ponderación de los títulos más transados en los mercados, alcanzó en junio una reducción de 309 puntos básicos al ser comparado con el mismo período de 2003.

Cifras de la Oficina Nacional de Crédito Público del Ministerio de Finanzas señalan que ese índice promedió en junio de 2003 los 933 puntos mientras que ese mes de 2004 el valor ponderado es de 624 puntos y el último registrado el lunes último fue 621 puntos. El índice Embi+ (Emerging Markets Bond Index Plus) elaborado desde 1994, registra el retorno total del resultado de ganancias en precio y flujos por intereses, producto de la negociación de instrumentos de deuda externa de mercados emergentes.

Proporciona una definición de mercado para instrumentos de deuda denominados en monedas extranjera y está compuesto por 109 instrumentos financieros de 19 países, con una capitalización de aproximadamente 180 billones de dólares.

Para Luis Carrillo, profesor de Finanzas de La Universidad del Zulia, este comportamiento puede tener muchas explicaciones. Y entre ellas citó la recuperación de la producción petrolera en los niveles que exige la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), el auge de la actividad económica nacional y el alto rendimiento que ofrecen los papeles venezolanos en el exterior.

Sobre la posibilidad que el riesgo país continúe la tendencia a la baja, respondió que aún hay margen que siga bajando y comentó que el Gobierno hará lo posible porque siga hacia abajo.

Los analistas nacionales e internacional coinciden en resaltar, además de los altos precios del petróleo, el comportamiento que han tenido los bonos nacionales, los que se cotizan entre 70 y 105% de su valor y la excelente capacidad de pago de la República, tanto a acreedores internacionales como a los nacionales.

Obviamente, el Ejecutivo Nacional seguirá realizando emisiones de títulos en monedas extranjeras, al tipo de cambio oficial, para aprovechar la liquidez existente en el mercado producto del control de cambio.

De acuerdo con el último cierre, los bonos en euros se cotizaban sobre 100%, al igual que los Globales 18 con tasa de 13,6 se sitúan en 11%, mientras que los Globales con tasa de 7% son los más bajos con 74%. Ahora que la economía pareciera recuperarse, las expectativas del mercado vuelven a posarse sobre el desempeño del próximo referendo consultivo y sobre la madurez democrática con la que los seguidores de ambos bandos asuman los resultados.

"Todo se debe a que en Venezuela se ha dado un proceso político lento, pero dentro de los parámetros democráticos y eso se percibe en los mercados. En lo interno, la perspectivas son muy buenas, sólo que en una economía de controles los capitalistas se abstienen de hacer desembolsos", señaló la analista en inversiones, Marina Lugo, al diario zuliano Panorama.