JPEG - 14 KB
Ministra del Trabajo, María Cristina Iglesias

El Consejo de Ministros aprobó este jueves la prórroga de la inamovilidad laboral por 6 meses para aquellos trabajadores que devenguen un salario menor 600 mil bolívares, informó la ministra del Trabajo, María Cristina Iglesias.

Iglesias explicó que la inamovilidad especial decretada "dará derecho a solicitar el reenganche y pago de los salarios caídos correpondientes" a aquellos trabajadores que fueran despedidos en el lapso de vigencia del decreto.

Aclaró que la inamovilidad no significa impunidad, "no signifíca que los trabajadoras pueden dejar de cumplir sus deberes y poder seguir disfrutando sus derechos".

No obstante, comentó que sí pueden darse acuerdos entre patronos y trabajadores de manera voluntaria, al tiempo que informó dentro de las excepciones del decreto aquellos trabajadores en cargos de confianza, directores, personas con menos de tres meses y que ganen más de 600 mil bolívares.

Recordó en el caso de los empleados públicos no se aplica el decreto especial ya que con la vigencia del Estatuto de la Función Pública los trabajadores cuentan con una inamovilidad permanente.

Ante amenazas de huelga de hospitales adscritos a la Alcaldía Mayor, indicó que están plenamente identificados los sindicatos que están detrás de las mismas "y hace uso de la manipulación política".

Albis al ataque

La presidente de Fedecámaras, Albis Muñoz, indicó que el anuncio de la extensión del decreto de inamovilidad es "una falta de respeto para el sector empresarial". Muy enojada, dijo que "no fue tomada en cuenta la opinión del empresariado.

Apenas dos días antes recibimos una comunicación del viceministro del Trabajo pidiendo una opinión sobre esto, enviamos la respuesta hoy. Al parecer mandaron esa carta por decir que hicieron la consulta", dijo.

Aseveró que la medida de inamovilidad tendrá consecuencias económicas en el sector empresarial. "Esto es una camisa de fuerza y a quien más perjudica es a los trabajadores y frena la movilidad interna y externa en las empresas", aseveró, para amenazar con que "el empresario se exime de crear nuevos puestos de trabajo o a lo mejor de mover a uno de sus trabajadores, pues tiene la espada de Damocles encima. Esta medida frena decisiones", comentó. Falta saber si el empresariado le dará la razón y hará caso de sus decires.

Publicado en Quantum N.43