JPEG - 18.7 KB

Los contratos firmados en una polémica licitación petrolera internacional realizada hace casi dos meses fueron declarados nulos por una jueza federal, reveló la estatal Agencia Brasil.

La jueza Adriana Rizzotto tomó la resolución el pasado jueves al acoger una acción popular promovida por la Asociación de Ingenieros de la empresa estatal Petrobras, que figuró junto a la Federación de Petroleros y otras organizaciones entre los principales opositores a la licitación.

Esa entidad explicó que la licitación alcanzó 6 mil 600 millones de barriles de petróleo de las reservas ya identificadas por Petrobras, por lo que se trató de "la entrega pura y simple de las reservas de un energético para que la Shell, la Enron y la Standard Oil lo exporten. Así tenemos que comprar de ellas nuestro petróleo a precios de la cotización internacional durante los 15 ó 20 años de vida del petróleo como fuente de energía".

La diputada Clair Flora Martins, del gobernante Partido de los Trabajadores (PT), dijo que esa licitación hirió la soberanía nacional y la definición constitucional de que el petróleo es un monopolio de la Unión, al transferirlo para firmas transnacionales. Agregó que otro proceso sobre la constitucionalidad del tema está en trámite en el Supremo Tribunal Federal (STF), en cuyo seno surgió en agosto un conflicto por causa de la licitación.

Un ministro del STF acogió favorablemente un recurso de inconstitucionalidad contra la subasta y prohibió la participación de firmas foráneas, pero el presidente de ese foro, Nelson Jobim, dejó sin efecto ese fallo, en una decisión fuera de lo común. La secretaria ejecutiva del Ministerio de Minas y Energía, María das Gracas Foster, dijo entonces que la derogación de esa medida provisional fue lograda mediante un trabajo conjunto del STF y el gobierno federal.

Durante la sexta subasta del 17 y 18 de agosto la Agencia Nacional del Petróleo (ANP) logró transferir 154 bloques para exploración y explotación, un 17% de los 913 ofertados. Al igual que en cinco rondas similares realizadas en años anteriores, Petrobras adquirió 107 de los 154 bloques vendidos, 52 de ellos en sociedad con otras empresas. Los opositores a la licitación sostienen que ésta no era necesaria porque Petrobras ya ratificó que el país alcanzará la autosuficiencia petrolera en el 2006, además de que muchos de los bloques que se subastaron fueron explorados por la estatal y están próximos a otros en los que ésta ya extrae petróleo y gas.

Publicado en Quantum N.36