JPEG - 19.1 KB

En medio de la batahola de la sucesión presidencial brutal y torpemente adelantada por el foxismo, con las trifulcas que le han sido inherentes, hace falta conocer noticias de sensatez, que si no nos llevan a un estado de satisfacción, al menos nos hacen saber que alguien se está ocupando de asuntos de fondo de la sociedad.

Más allá de las situaciones que se están dando con motivo de la sucesión gubernativa en mismo el Estado de México, la entidad más poblada de la República, de todos conocidas en México, el gobernador mexiquense, Arturo Montiel Rojas, uno de los posibles aspirantes a la candidatura priísta a la Presidencia en el 2006, acudió en París este viernes 22 a entregar a la UNESCO las conclusiones de un foro mundial sobre el problema del agua para consumo humano en las ciudades del planeta, tan grave según sus ominosos signos como el de la tierra y su erosión, como el de la alimentación, como el de la miseria, como el de la energía y como el de la educación y la salud. Problemas todos, ligados indisolublemente entre sí.

En uno que seguramente es uno de primeros pasos formales en el mundo en este asunto, el gobernador Montiel hizo entrega al coordinador del Programa Mundial de Evaluación de los Productos Hídricos de la ONU, Gordon Young, del “Acuerdo de Cooperación Estratégica Metrópolis-UNESCO”, cuya finalidad es intercambiar, por lo pronto, información y técnicas que mejoren el desarrollo de las áreas metropolitanas en materia de agua, asentamientos humanos, ecología, comunicaciones, transportes y gobernabilidad.

Como se recuerda, Arturo Montiel fue nombrado el 31 de marzo de este año en Ixtapan de la Sal, EdoMex, como representante de la “Comisión 6 de Metrópolis” de la UNESCO ante el propio organismo mundial, consagrado a la educación, la ciencia y la cultura en el mundo. El documento entregado por Montiel, tras 6 meses de elaboración, plantea la problemática del agua en las grandes ciudades y establece modelos de gestión hídrica sustentable.

Será en marzo de 2005 cuando en el propio territorio mexiquense se dé a conocer el Primer Informe (formal) del Desarrollo de los Recursos Hídricos en el Mundo, con la asistencia de representantes de 34 países y las diversas agencias de la ONU. Este Primer Informe evaluará el estado del aprovechamiento y explotación de los recursos hídricos en todo el mundo, mediante estudios de caso de una infinidad de cuencas hidrológicas, casi todas en serios problemas.

El Estado de México es uno, no el único, de los estados que en el país sufren de manera aguda el problema del agua y su utilización. Ya en Chimalhuacán, en el oriente de la entidad, se han presentado conflictos políticos violentos de orden municipal, en la disputa por el agua de parte de la población, entre partidos o núcleos sociales. Pero esta entidad, sobre todo, sufre de escasez de agua por su vecindad con el Distrito Federal, el cual desde tiempos muy añejos ha canalizado hacia sí, por determinación del poder federal, inmensos recursos hídricos, que le son escamoteados así al propio desarrollo mexiquense, dejando en los habitantes y gobernantes de la entidad la sensación de un permanente despojo, con el que se afectan las fuentes naturales de suministro de agua del Estado de México, de tal suerte que cuencas nacidas en esta entidad están casi agotadas, con el consiguiente desastre ecológico y económico para las poblaciones ribereñas.

Tal es el caso, según se sabe, de la Cuenca Lerma-Chapala, que nace en el Estado de México y desemboca, o debiera, en el lago jalisciense de Chapala, en el occidente del país, y que ha motivado la desecación parcial de ese inmenso espejo de agua; o es el caso del Río Cutzamala, cuyas aguas se han traido al Distrito Federal para satisfacer las necesidades de la inmensa población que lo habita, dejando en el desamparo hídrico a las poblaciones de esta cuenca.

Parece sensato y meritorio que el gobierno mexiquense de Arturo Montiel, además de atender a sus naturales aspiraciones a la Presidencia, se ocupe de un grave problema nacional, que es el del agua. Y sobre el cual, en el nivel mundial se vaticina sombriamente que podría ser la causa de guerras y conflictos a escala planetaria, ya que el recurso hídrico y su uso es tan importante como el del petróleo.

Espolonazo

Muy malo, pésimo y deleznable, el empleo de la violencia contra la caravana del presidente Vicente Fox, el viernes 22 en Ciudad Juárez, Chihuahua, con motivo de una protesta contra la eventual privatización del ISSSTE. Pero a la vez debe ser una señal de alerta de que la política de reformas a la seguridad social debe ser afrontada con un alto espíritu y no mediante los esquemas del neoliberalismo rampante que nos agobia, más que antes en el actual foxismo inepto. Es un “¡aguas!”, un alerta que debe ser comprendido y atendido, aunque ese no sea el método, sino el anti método que envenena y fractura las soluciones, no las promueve.