JPEG - 3.7 KB

El titular del Servicio Nacional Integrado de Administración Aduanera y Tributaria (Seniat), José Vielma Mora pronosticó que la meta de recaudación tributaria para el próximo año se encuentra estimada en 27 billones 325 mil millardos 298 millones de bolívares, lo que evidenciará un aumento significativo frente al corriente año.

Esta proyección se sustentará mediante los tributos correspondientes al Impuesto al Valor Agregado (IVA), Impuesto al Débito Bancario (IDB), Impuesto Sobre La Renta (Islr) aunado a la automatización de aduanas. Lo previsto por el Seniat por concepto de IVA para el 2005 se encuentra en el orden del 54%, que representaría un monto total de 14 billones 647 millardos de bolívares.

La renta aduanera fue estimada para el 2005 en 3 billones 111 millardos y los ingresos por concepto de Renta Interna compuesta por los impuestos a licores, cigarrillos, fósforos, timbres fiscales, sucesiones, bingos y casinos por un monto de 3 billones 185 millardos de bolívares.

Tales ingresos estimados para el presupuesto de 2005 se recaudarán a lo largo de 12 meses, con promedio de 2,2 billones de bolívares de recaudación mensual y 200 millardos de bolívares diarios.

Vielma anunció la creación de la división de Minas e Hidrocarburos del Seniat, con la finalidad de fiscalizar las empresas de Pdvsa y la creación de un cerco fiscal en materia petrolera. La aplicación de un cerco fiscal es la evaluación para perforación, investigación, transporte, todo lo que tiene que ver con la industria petrolera con el objeto de gravar los impuestos en Venezuela y que no se pague en otros países.

En cuanto al monotributo, Vielma Mora pidió que sea devuelta al Seniat para adaptarla al nuevo sistema tributario y a las nuevas realidades y a los impuestos que se han mejorado. Este es un impuesto único, que se hará sobre todo el mercado informal con el objeto de irlo llevando poco a poco al mercado legal.

IDB, tributo de bajo impacto

Como un tributo con un bajo impacto para los sectores de menos recursos, calificó Vielma al Impuesto al Débito Bancario (IDB), durante su intervención ante la comisión Permanente de Finanzas de la Asamblea Nacional.

El funcionario indicó que, a diferencia del momento en que se implantó este tributo durante el segundo gobierno de Rafael Caldera, hoy el IDB no pecha a los consumidores por transacciones rutinarias (como transferencia entre cuentas, depósitos o retiros), sino que está diseñado para que le sea cobrado a aquellos ciudadanos que tengan ingresos acumulados de hasta 32 Unidades Tributarias. Añadió que desde 2005, este tributo será gravable a partir de las 40 UT y que apenas 12% de la población está en capacidad de manejar estas cifras. "Nosotros queremos bajar los impuestos, pero para lograrlo hay aumentar la base imponible", aseguró el funcionario.

Vielma Mora enfatizó la importancia de fiscalizar el Islr por concepto de ingresos petroleros. "Estamos perdiendo día a día dinero por concepto del ISLR en materia petrolera. El presidente de Pdvsa, Alí Rodríguez Araque me ha manifestado su preocupación en torno a este tema, porque las empresas trasnacionales hacen los descuentos preoperativos en Venezuela y gravan los impuestos en el extranjero".

Vielma destacó la importancia de aplicar lo más pronto posible una legislación que regule la actividad de los juegos de envite y azar y aseguró que si esto llegara a ser posible, podría sustituir el IDB. "Nosotros perdemos por las jugadas en Venezuela (bingos, casinos, hipismo, máquinas traganíqueles) más de un billón de bolívares. El Seniat no puede controlar esa actividad porque no existe ningún tipo de ley que la regule".

Aseguró que el Seniat garantiza que para este año entregará a las arcas del Tesoro Nacional, una suma que asciende a los 20,4 billones de bolívares, superando la meta, que era de 19,9 billones de bolívares.

Publicado en Quantum N.40