JPEG - 13.8 KB

Carlos Dickson, presidente de la Asociación de Contratistas Petroleras y Afines de Venezuela (Acopav), reconoció que el sector se ha recuperado este año y, dijo que espera que la reactivación en el 2005 sea superior. Dijo que con recursos derivados del despacho energético esperan cumplir procesos de ampliación y certificación para penetrar en mercados foráneos y aseguró que el sector espera ser incluido en el programa de financiamiento que adelanta la Corporación para el Desarrollo de la Región Zuliana (Corpozulia).

A la asociación están afiliadas 108 empresas. "De esas, 15% tiene niveles de operatividad envidiables, el resto está en condiciones aceptables. Otras no agremiadas también tienen niveles de facturación y labores elevados. Lo que queremos es que a todas se les dé la oportunidad de participar en condiciones igualitarias", dijo.

Dickson señaló que recientemente mantuvieron una reunión con Mario Isea, asesor de la presidencia de Pdvsa para tratar el tema de la celeridad de los contratos. "La actividad petrolera ha aumentado a niveles satisfactorios para ellos y, comparado con 2003 el incremento ha sido exponencial, pero hemos visto mermadas las oportunidades de participar. Las empresas tradicionales con experticia y altos niveles técnicos notan que no se ha superado el periodo de contingencia, porque no ha habido normalización de los procesos de contratación", dijo al matutino zuliano Panorama.

Afirmó que Pdvsa ha continuado realizando las evaluaciones técnicas, pero no han sido generales, sino selectivas y, para participar en los procesos licitatorios la empresa requiere esas evaluaciones. Dickson indicó que pese al retraso de las evaluaciones en la contratación de las empresas, "las contrataciones se han duplicado, así se deduce por la cantidad de empleos formales que se han generado".

La actividad que ha mostrado mayor repunte, señaló el empresario, fue la de mantenimiento general, ya que existe un grupo de pequeñas empresas que está manejando cerca de 10.000 trabajadores, que ingresan por nómina o por el Plan Ocupacional Rotatorio (POR), que ha generado "vicios, porque ahora todos se sienten desempleados petroleros, el carpintero, el panadero, el vendedor de loterías, en fin, todos lo que vendían algo, pasaron a ser desempleados petroleros y se mantienen en las puertas de las empresas reclamando puestos. Se trata de una desviación".

Manifestó que en las mesas técnicas con el gobierno van a plantear la conformación de un fondo mixto en el Ministerio de Energía y Minas que le facilite al sector conexo la exportación de servicios y, eso será posible por la experticia de las empresas. "Los recursos se destinarían a la tecnificación y certificación de las empresas y de su personal", dijo.

Indicó que la aspiración de entrar a mercados foráneos motivaría procesos de alianzas: "en la Costa Oriental el ejemplo del consorcio Zumaque, de cinco ó seis empresas, que le ganó a empresas internacionales hace cinco años".

Dickson afirmó que ha habido intentos de reapertura de algunas empresas cerradas y añadió que como "Corpozulia otorga financiamiento para los sectores metalmecánico, plástico y camaronero, esperamos tener pronto una reunión con el presidente de la corporación para proponerle que se incluya a un cuarto sector entre los beneficiarios, el del sector conexo a la industria petrolera que incluye mantenimiento y reparación, servicios a pozos, transportes lacustre y terrestre, actividades que requieren altas inversiones".

Recordó que los convenios operativos exigen, por ejemplo, que las flotas de vehículos no excedan los cinco años de antigüedad y, por ejemplo, la compra de lanchas y camiones supone altos desembolsos. Señaló que existen en el Zulia cuatro diques secos que podrían ser reactivados con la demanda del Dickson dijo que las conversaciones con funcionarios del Gobierno nacional corresponden a un "proceso natural", por esa razón convocó a las afiliadas que han cuestionado la postura de acercamiento, a entender que es necesario el diálogo.

Publicado en Quantum N.42