JPEG - 14.2 KB

El gobierno del estado venezolano de Monagas, en el sureste del país, decretó este martes la intervención de todas las tierras ociosas en su territorio y emitió una declaración contra el latifundio.

La medida afecta inicialmente a unas 50.000 hectáreas, de ellas 45.000 en manos privadas.

El decreto emitido por el gobernador José Gregorio Briceño señala que tendrá validez sobre todas las tierras con vocación agrícola que estén ociosas o enmarcadas bajo un régimen latifundista, en conflictos de tenencia o problemas de distribución.

Igualmente explica que el objetivo es fomentar y ejecutar el desarrollo endógeno y la seguridad agroalimentaria demandados por el país.

El texto crea la Comisión Técnica de Alto Nivel del estado que tiene 90 días para presentar al gobernador sus propuestas en cuanto a situaciones de propiedad de las tierras, latifundio, ocupaciones indebidas y regularización de la tenencia, entre otros asuntos.

Esta es la segunda medida de ese tipo que se registra en las últimas semanas, pues el gobierno del estado Cojedes emitió un decreto similar afectando a 25 grandes haciendas, algunos de ellos propiedad de personalidades de la política y el empresariado privado.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, respaldó públicamente la decisión señalando que las comisiones especiales creadas al efecto realizarán conversaciones con los propietarios de los terrenos baldíos con el objetivo de llegar a algún acuerdo si ello es posible.