JPEG - 10.8 KB

El edicto de licitación de la Transpetro, subsidiaria de la Petrobras, para la construcción de 22 navíos, de fines del año pasado, tiene el propósito de recuperar la industria naval nacional. El contrato, por valor de U$S 445 millones, reza que las embarcaciones deben estar concluidas en el segundo semestre de 2006, y en una segunda etapa se encargarán otros veinte navíos de gran porte para transporte de petróleo, gas y otros productos.

El ministro de Ciencia y Tecnología, Eduardo Campos, explicó, durante reunión el jueves pasado con el grupo ejecutivo que trabaja en un acuerdo entre el ministerio y la Transpetro, que el programa de recuperación de la industria naval integra la nueva política de desarrollo que prevé la movilización de universidades, empresas y entidades públicas para fortalecer el crecimiento del país. El grupo ejecutivo está formado por especialistas de universidades, instituciones de investigación y federaciones industriales.

El convenio entre la estatal y el ministerio prevé la aplicación este año de U$S 11 millones (R$ 30 millones) en investigación y capacitación de mano de obra.

El presidente de la Transpetro, Sergio Machado, que también participó en la reunión, informó que la tasa de nacionalización de los navíos petroleros será del 65%, y que en la primera fase se generarán cerca de 20 mil empleos en diversos niveles. Uno de los astilleros para la construcción de las embarcaciones se instalará en Suape, Pernambuco.