JPEG - 14.4 KB

El guión de la película Diarios de motocicleta, sobre la juventud del revolucionario argentino-cubano Che Guevara, fue nominado al Oscar, anunció hoy la Academia de Hollywood.

El texto, escrito entre el dramaturgo puertorriqueño José Rivera, graduado del Instituto Sundance, y el realizador brasileño Walter Salles (Estación Central de Brasil), compite en la categoría de mejor guión adaptado.

Esta cinta aspira en su categoría junto a Before Sunset; Descubriendo el nunca jamás; Million Dollar Baby, y Sideways.

Postulada la colombiana Catalina Sandino como mejor actriz

La actriz colombiana Catalina Sandino fue postulada hoy al Oscar 2005 como mejor actriz, en lo que constituye un espaldarazo a su debut en el celuloide con María, llena eres de gracia, de Joshua Marston.

La acompañan en esa categoría figuras de larga ejecutoria como la veterana Annete Bening (Being Julia), Kate Wibslet (Eternal sunshine of the spotless mind), Hilary Swank (Million dollar baby) e Imelda Staunton (Vera Drake).

Sandino se impuso en su primera incursión cinematográfica al encarnar a una joven que, orillada por la pobreza, convierte su estómago en un almacén humano de cápsulas de cocaína que traga, una a una, desde la pantalla, ante los ojos del espectador.

En esa cinta del norteamericano Marston, que aborda el trasiego de estupefacientes hacia Estados Unidos, la mirada está puesta del lado de las víctimas, las “mulas” utilizadas para transportar la carga de uno a otro país.

La actriz colombiana encarnó su personaje con rigor técnico y una sensibilidad que le permitió enriquecerlo con gradaciones y matices, y hacerlo transpirar credibilidad. Sandino eludió con la misma sagacidad tanto el esquematismo como el melodrama.

En el festival de Berlín del pasado año, ese trabajo depurado le valió el Oso de Plata a la mejor interpretación femenina compartido con la sudraficana Charlize Theron por Monster.

“Mar adentro” nominado como el mejor largometraje extranjero

El filme Mar adentro, del cineasta español de ascendencia chilena Alejandro Amenábar, cumplió los vaticinios al integrar hoy la candidatura al Oscar 2005 como el mejor largometraje extranjero.

Desde el principio se veía venir, a pesar de su historia de difícil aceptación para el público estadounidense: la de un tetraparapléjico, Ramón Sampedro, que en la vida real luchó durante 26 años para que lo dejaran decidir su muerte.

Protagonizada por Javier Bardem, un actor de arraigo en Hollywood y conducida por Amenábar -también popular en la meca del cine por Los otros, con Nicole Kidman en el papel principal-, la cinta fue galardonada el domingo con el Globo de Oro en el mismo renglón.

Otorgado por la Asociación de la Prensa Extranjera, ese lauro muchas veces es un indicador certero, que apunta directo a las postulaciones a la estatuilla tan codiciada como polémica en numerosas ocasiones.

A su paso por las pantallas de Estados Unidos, tal como exigen los reglamentos del Oscar, Mar adentro estuvo avalada por una intensa campaña de promoción. El propio Amenábar admitió la semana pasada que se invirtieron 100 mil euros en esa empresa.

Es lo que marca la competencia -dijo entonces-, esas son las reglas del juego y con ellas tenemos que jugar.

Mar adentro tendrá como rivales en la lucha en pos de una estatuilla a Les choristes (Francia); As it is in heaven (Suecia); Downfall (Alemania) y Yesterday (Sudáfrica).

Los filmes latinoamericanos se quedaron fuera de las nominaciones, incluso una cinta como Diarios de motocicleta, dirigida por el realizador brasileño Walter Salles (Estación central do Brasil) y financiada por el actor norteamericano Robert Redford.

Diarios..., que aborda los años juveniles del futuro guerrillero Ernesto Che Guevara y el viaje que hizo en la década de 1950 por Suramérica junto a su amigo Alberto Granados, se ganó el favor de espectadores y críticos desde el principio de su exhibición.

Periódicos como The New York Times la calificaron de obra maestra, mientras otros especialistas la definieron como conmovedora y llevada de la mano con inusual pericia cinematográfica.

Durante su estreno en el Sundance Festival, cobijado por Redford-un refugio para el cine independiente que crece al margen de los grandes estudios- recibió una salva casi interminable de aplausos.

Esta es la décima vez que España está representada en las postulaciones al Oscar. Amenábar, como quien no quiere la cosa, derrotó limpiamente a Almodóvar, quien aspiraba con La mala educación a abrirse nuevamente un espacio en la entrega de las estatuillas.

La proyección del filme de Almodóvar casi provocó tumultos en Nueva York y hubo que habilitar funciones extras para evitar que el público no se amotinara, pero el director manchego reconoció hace un mes que la selección iba a ser muy difícil.