JPEG - 10.7 KB

Porter Goss, el Director de la Agencia Central de Inteligencia de los Estados Unidos ("LA CIA") nombró a Venezuela como el país más preocupante de los cinco países señalados en América Latina durante el 2005. Dando testimonio ante el Comité Selectivo Sobre Inteligencia del Senado Estadounidense sobre "Las Principales Amenazas Que Afronta a los EE.UU. en el 2005", Goss clasificó a Venezuela como "una área de posible inestabilidad" durante este año. Considerando a Venezuela como "un punto de alarma" en el 2005, el Director de la CIA alegó que el Presidente Chávez "esta consolidando su poder frente a sus oponentes con tácticas técnicamente legales y se está inmiscuyendo en otros países de la región." Goss también destacó que es alarmante que Chávez tiene "el apoyo de [Fidel] Castro."

Los otros cuatro países nombrado por Goss como áreas de preocupación en América Latina durante el 2005 son Colombia, Haití, Mexico y Cuba, pero Venezuela figura como primero en la lista. La CIA hacia referencia especifica a las elecciones en Colombia (2006), Haití (2005) y México (2006) como la razón por esa clasificación. En el caso de Cuba, Goss se refiere a sus preocupaciones por "la mala salud [de Castro] y los escenarios de cambios en el liderazgo" como la causa por esta alarma.

Venezuela es el único país en la lista de cinco que esta nombrado basado en preocupaciones por acciones que esta tomando el propio Gobierno. La decisión de Goss de utilizar el lenguaje "tácticas técnicamente legales" evidencia el impulso de la administración estadounidense de clasificar a Venezuela como "una democracia autoritaria" o "una dictadura elegida".

Últimamente, varios oficiales del Departamento de Estado y de los medios de comunicación han estado intentando implementar este cambio en la semántica para poder referir a la "situación única" de Venezuela. Recientemente, el columnista del Miami Herald, Andrés Oppenheimer, comenzó a referir a Venezuela como una "democracia autoritaria", un término que se contradice.

Además, el uso del término "tácticas técnicamente legales" demuestra el problema particular que tiene la administración de Bush con Venezuela. Mientras el Gobierno de los EE.UU. ha reconocido públicamente algunas veces que el Presidente Chávez ha sido elegido democráticamente dos veces y que ganó un referendo revocatorio transparente por casi veinte puntos de ventaje en Agosto del 2004, también ha lanzado una campaña bien coordinada intentando aislar a Venezuela a nivel internacional, clasificando a Chávez como "una fuerza negativa en la región" y "una amenaza a la democracia." El término "técnicamente legal" también demuestra que la CIA está luchando con dificultad para encontrar una manera de justificar un cambio de régimen en Venezuela: "técnicamente" las acciones de Chávez son "legales", pero...(llene lo demás).

Documentos secretos de la CIA desclasificados el año pasado y hechos públicos por esta escritora evidencian que la CIA estuvo involucrada en el golpe de estado contra el Presidente Chávez en Abril 2002. El Gobierno Estadounidense también ha otorgado millones de dólares en financiamiento a más de veinte organizaciones anti-chavistas en Venezuela durante los últimos tres años, aparentemente para impulsar la salida de Chávez [documentos disponibles en www.venezuelafoia.info].

Durante las últimas semanas, los Estados Unidos han aumentado rigurosamente su agresión hacia Venezuela. Ayer, el Señor Robert Zoellick, el nuevo Sub-Secretario de Estado, se refirió al Gobierno Venezolano como "una nueva especie del autoritarismo," diciendo, "Ganas la elección, pero reprimes a tus opositores, quitas a los medios, destruyes el estado de derecho y llenas las cortes con tus jueces." También, declaró en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado ayer que "Chávez está llevando a cabo actividades anti-democráticas de la misma manera en que lo hacía el ex-Presidente de Perú Alberto Fujimori durante los años noventa."

En el 1992, el ex-Presidente peruano Fujimori, disolvió el congreso, botó los jueces y suspendió la constitución para poder implementar su política de manera unilateral. Años después, fue acusado de corrupción y se auto-exilió en Japon, renunciando su cargo como presidente.

El Presidente Venezolano Hugo Chávez no ha suspendido los derechos constitucionales ni una sola vez, ni ha violado la separación de poderes enumerada en la Constitución, a pesar de un golpe de estado en su contra en Abril 2002 y un paro petrolero que causó daños fuertes al país a finales de ese mismo año.

En una entrevista ayer con El Tiempo de Colombia, Marc Gossman, el sub-secretario de estado por asuntos políticos, reiteró las declaraciones de la Secretaria de Estado Condoleeza Rice confirmando que la Administración de Bush considera al Presidente Chávez como "una fuerza negativa en la región" y una razón por preocuparse. Rice hizo las mismas declaraciones en enero durante su audiencia de confirmación en el senado estadounidense.

Varios medios de comunicación principales en los EE.UU. han estado incorporando estos mismos sentimientos en editoriales, artículos de opinión y de noticias durante el último mes, evidenciando una campaña coordinada entre el Departamento de Estado y los medios. El canal de noticias de cable, FOX News, transmitió un documental de tres partes a principios de febrero titulado "El Puño de Hierro de Hugo Chávez" que presentó a Chávez como "un dictador brutal" quien está "amenazando a los intereses estadounidenses."

Este sábado 12 de febrero, el Miami Herald publicó un artículo en primera plana declarando "Chávez armado para ataque de los EEUU" y dijo en un subtitular en la segunda página "Chávez armado para guerra con los EEUU". El Herald es el primer medio en utilizar la palabra "guerra" para referirse a las tensiones entre Washington y Venezuela.

Esta última clasificación de Venezuela por la CIA como "causa de alta preocupación en América Latina" podría indicar una escala en el conflicto entre los dos países. El Presidente Chávez y miembros de su gabinete han dicho claramente en numerosas ocasiones que Venezuela desea mantener relaciones "respetuosas" con la administración de Bush. Aparentemente, Washington no comparte este deseo.