Los hombres son como el diablo / los hombres son la perdición / pero cuando nos quieren, comadre, / qué sabrosísimos que son...

Cuando el verso y el humor salen a conquistar quereres, entonces florece el amorfino: canto de ají picante del sentimiento montubio.

Esta y otras tradiciones del folclor costeño son rescatadas, valoradas e interpretadas, mediante el irresistible poder de comunicación del teatro popular.

Uno de los grupos pioneros en reflejar la cultura costumbrista del país es ’Retablillo’, creado hace 26 años en los barrios del suburbio oeste de la ciudad de Guayaquil.

“Como artistas populares, nosotros tratamos de visibilizar las vivencias montubias, su oralidad y creencias; trabajamos para que estas tradiciones no se olviden y para que no sean menospreciadas, sino para que se difundan y valoren como parte indisoluble de nuestra cultura”, manifiesta Isabel Payne, integrante de esta agrupación teatral y conocida en el escenario artístico como la comadre ’Petronila’.

Dirigido por Andrés Coello, Retablillo cuenta con un amplio repertorio de obras puestas en escena: la primera de ellas, estrenada en 1983, fue ’El Retablillo de don Cristóbal’, original de Federico García Lorca y adaptada por José Martínez Queirolo -como puede inferirse, del nombre de esta obra surgió el de la agrupación teatral-.

Sus producciones artísticas más recientes abordan las tradiciones montubias; entre ellas destacan ’La Patrona’’; ’El Pacto de Don Próspero’; ’Santa Rosa y San Ramón’; ’Cuentos Montubios’; ’Por Cacao no es pecao, un matrimono arreglado’, y ’El Romance de la Niña Guayaquileña’; las tres últimas obras mencionadas ganaron el Festival de Artes al Aire Libre, en su séptima, octava y novena edición, años 2006, 2007, 2008 respectivamente, distinción otorgada por el Municipio de Guayaquil.

Además, Retablillo ha obtenido una condecoración concedida por el Ministerio de Educación y Cultura, Subsecretaría de Cultura, en el año 2005, por su gran “aporte al desarrollo de la cultura”; y el ’Mérito Comunitario Suburbano’, dado por la Federación de Barrios Suburbanos de Guayaquil, en reconocimiento a sus servicios en beneficio de las áreas marginales de la ciudad (esta agrupación teatral ha coordinado más de ciento cincuenta presentaciones en comités barriales del Guasmo y el suburbio).

Yo bailo porque soy bailador / y canto con mucha dulzura / yo le regalo mis versos / y usted regáleme una creatura.

El espectador: actor esencial del teatro popular

La puesta en escena de las obras referentes al folclor montubio se ha desarrollado en los sectores y barrios populares de los principales cantones de la Costa ecuatoriana. En esta última temporada, Retablillo ha colmado de arte el Parque Histórico de Guayaquil.

Gran cantidad de personas asiste a este espectáculo, en donde comediantes y asistentes se funden en uno solo, en el universo encantado de la actuación. Antes de la obra teatral, los integrantes de Retablillo realizan una dinámica grupal con el público: efectúan concursos en los que el humor, la ’buena vibra’ y la destreza física se alborotan mutuamente; las carreras de ensacados y la elección de la ’Montubia bonita’ son los más relevantes.

Cuando se ha logrado la ’comunión actoral’ con los asistentes; cuando se ha logrado esa fusión de intereses por sentir y ser parte integral del teatro popular, empieza la puesta en escena de la obra.

A partir de allí, el trabajo y el talento corresponden a Retablillo, quien no defrauda la expectación y la esperanza artística, y envuelve a todos en la idiosincrasia sencilla, ingenua, trabajadora y honesta del montubio ecuatoriano.

Un detalle digno de mencionar en este tipo de presentaciones es el factor de la improvisación: como la obra se desarrolla en un espacio abierto, con un público organizado pero no encerrado dentro un límite establecido, nunca falta alguien que traspase la zona donde se desarrolla la actuación; en ese caso, nunca faltan, tampoco, la ’chispa’ y buen humor de los comediantes para encauzar la situación y para hacerla parecer como un hecho inevitable, que también forma parte de la obra teatral (como algo indispensable).

Cuando te vayas a bañar / avísame un día antes / para llenarte el camino / de perlas y diamantes...