Una delegación israelí será recibida esta semana en la Casa Blanca para abordar el tema de Siria.

Esta delegación se compone de
- Yossi Cohen (ver foto), director del Mossad, el servicio israelí de inteligencia para el exterior;
- el general Herzl Halevi, director de Aman, la inteligencia militar;
- el coronel Zohar Palti, director de asuntos político-militares del ministerio de Defensa.

La delegación israelí se reunirá con
- el general H. R. McMaster, consejero de seguridad nacional del presidente Donald Trump;
- Dina Powell, consejera adjunta de seguridad nacional;
- Jason Greenblatt, representante del presidente Trump para negociaciones internacionales.

Después de haber obtenido que se prohibiera la presencia de tropas iraníes o del Hezbollah libanés en el sur de Siria, Israel pretende ahora convencer a Washington de una supuesta necesidad de cerrar la llamada “Ruta de la seda”. Según Tel Aviv, esta vía comercial permitiría a Teherán abastecer en armas al Hezbollah.

Tanto los tres miembros de la delegación israelí como el representante del presidente Trump son judíos ortodoxos. Dina Powell está implicada en el asesinato del ex primer ministro libanés Rafic Hariri y en la planificación de las llamadas «primaveras árabes».