A pedido del gobierno de Estados Unidos, la Unión de las Comores (país comúnmente conocido como Islas Comores) acaba de cancelar 155 pasaportes. La mayor parte de esos documentos había sido entregada a personalidades iraníes que los utilizaban para burlar el embargo estadounidense contra su país.

Según la agencia Reuters [1], fue un sistema creado en tiempos del presidente iraní Mahmud Ahmadineyad, quien visitó personalmente las Comores.

Francia, país que recibe gran cantidad de ciudadanos de las Comores, está implicada en el asunto, al igual que Bélgica ya que una empresa privada belga se encarga de imprimir los pasaportes de la Unión de Comores (anteriormente República Federal Islámica de las Comores).

[1] “As sanctions bit, Iranian executives bought African passports”, Bozorgmehr Saharafedin y David Lewis, Reuters, 29 de junio de 2018.