El domingo 13 de octubre, el presidente francés Emmanuel Macron reunió un Consejo de Defensa ‎en la sede de la presidencia para analizar la situación de las fuerzas militares y civiles francesas ‎presentes en el norte de Siria [1].‎

• El presidente Macron había instalado en Siria 8 bases militares secretas, además de ‎una que ya había instalado allí, también en secreto, su predecesor Francois Hollande. A la luz del ‎derecho internacional, esas 9 bases militares francesas en suelo sirio son ilegales. La misión de ‎los militares franceses consistía en respaldar el derrocamiento de la República Árabe Siria y la creación de un Estado kurdo en la región del norte de Siria designada ‎como «Rojava» en la prensa occidental.
• El presidente Macron había ordenado a la DGSE (Dirección de la Seguridad Exterior) favorecer ‎el enrolamiento de anarquistas franceses en las milicias armadas kurdas conocidas como YPG [2]. A su regreso de Siria, uno de esos anarquistas franceses trató de derribar ‎un helicóptero de la Gendarmería Nacional francesa [3].‎
• El presidente francés Emmanuel Macron también estimuló el desplazamiento en Siria de ONGs ‎humanitarias bajo control militar. ‎

Se ignora si el Consejo de Defensa francés tuvo conocimiento a tiempo del acuerdo negociado ‎en la base aérea rusa de Hmeimim, en Siria, entre las YPG kurdas y la República Árabe Siria. ‎El encuentro de Hmeimim tuvo lugar al mismo tiempo que la reunión del Consejo de Defensa en ‎París. ‎

Durante 3 años, los militares franceses ilegalmente desplegados en Siria asistieron, sin ser ‎autorizados a intervenir, a los crímenes contra la humanidad cometidos por elementos kurdos ‎contra los pobladores asirios cristianos y árabes musulmanes en las zonas bajo control de los ‎grupos kurdos armados en noreste de Siria. ‎

Los militares franceses no fueron evacuados cuando la Casa Blanca anunció a Francia, este 6 ‎de octubre, la inminente invasión turca, iniciada el 9 de octubre. ‎

Mientras que Estados Unidos retiró sus fuerzas militares de esa región siria, los militares ‎franceses se ven ahora atrapados entre las tropas de Turquía –traicionada en 2015 por ‎el entonces presidente francés Francois Hollande– y las tropas del gobierno internacionalmente ‎reconocido de la República Árabe Siria, gobierno al cual Francia sigue siendo hostil. ‎

Mapa con la ubicación geográfica de las bases secretas francesas ilegalmente instaladas en ‎suelo sirio. Este mapa fue divulgado en enero de 2019 por la agencia turca de noticias Anadolu.

JPEG - 76.3 KB

[1] «Communiqué du Conseil de Défense et de Sécurité nationale», Réseau Voltaire, 13 de octubre de 2019.

[2] Cf. ‎el film Sœurs d’armes [Hermanas de armas], de Caroline Fourest, quien fue portavoz de la Unión ‎Comunista Libertaria.

[3] «Ces revenants du Rojava qui inquiètent les ‎services de renseignement», Matthieu Suc y Jacques Massey, Médiapart, 2 de septiembre ‎de 2019.