JPEG - 19 KB

La Bolsa de Valores de Caracas está de fiesta y pareciera que continuará, por algún tiempo, la sostenida tendencia al alza que ha llevado al principal indicador de esa plaza a escalar valores históricos.

El Indice Bursátil Caracas recientemente superó la barrera de los 31 mil puntos, cifra nunca antes vista en el país sudamericano. En lo que va del 2004 el IBC -compuesto por 16 acciones- ha subido la friolera de 40,4%.

Sin embargo, los montos negociados en renta variable, es decir en acciones, siguen siendo bajos en términos de dólares si se comparan con los de otras bolsas de la región.

Pero muchos se preguntan por qué la Bolsa está subiendo como lo está haciendo. Otros muchos nunca pensaron que esto sería así tras los resultados del referendo del 15 de agosto, pero definitivamente las percepciones locales y extranjeras sobre el país son diferentes.

El 17 de agosto -primer día de operaciones bursátiles tras el referendo-la Bolsa perdió 6,61% golpeada por una masiva venta de acciones líderes que en días previos habían estado subiendo esperando que el presidente Hugo Chávez fuera derrotado.

Luego todo se fue aplacando y el mercado comenzó a estabilizarse y subir por algunas razones que trataré de explicar de este "rally" que se está dando por primera vez en el milenio.

Serenidad política

Los inversionistas están percibiendo un clima de estabilidad en el ámbito político tras el referendo que dejó a Chávez en el poder hasta enero del 2007. También perciben que las denuncias de fraude lanzadas desde la oposición -ciertas o no, eso aún está por verse- no tienen futuro. Así que pues hay que seguir adelante y dejar atrás el capítulo de la turbulencia política.

En el caso concreto de los inversores foráneos parece que la percepción de serenidad está aún más afianzada. Eso hace que hayan comenzado a entrar en el mercado pero a través de los ADR’s por la persistencia del control de cambios.

Una de las mayores casas de corretaje de valores en el país escribió recientemente en un reporte que distribuye a sus inversionistas que "parece que la comunidad de inversionistas, que hace apenas unas semanas sentía que navegaba por un mar erizado de icebergs, ahora perciben que las cosas están más tranquilas que en una piscina de niños y sin que se oteen nubarrones en el horizonte".

Agrega que algunas acciones han subido 10 veces en los últimos meses, pero lo hicieron con poco volumen y sólo un reducido número de inversionistas, aquellos que lograron vislumbrar lo que venía a través del tupido velo del factor político, aprovecharon semejante bonanza. Sin duda alguna otro de los factores que está incidiendo en el rally bursátil es el bajo nivel que tienen las tasas pasivas de interés -las que pagan los bancos- lo que ha llevado un ingente río de recursos a buscar mejores canales de rendimiento. Los papeles de renta fija locales, por su parte, están dando rendimientos negativos, es decir por debajo de la inflación proyectada para este año.

Buenos Balances

Otro factor que ha disparado a la Bolsa es el altísimo nivel de liquidez, de más de 36 billones de bolívares, que hace una fuerte presión en un mercado donde no hay casi oportunidades de inversión. La acumulación de bolívares está íntimamente relacionada con el control de cambios que ya sobrepasó el año y medio de vida.

Según algunos funcionarios del gobierno "revolucionario" la idea es en un futuro tener un régimen cambiario más flexible, donde haya control sobre la cuenta de capital pero no sobre la cuenta corriente. Claro, ahora se puede apostar a eso desde Miraflores y desde el Ministerio de Finanzas en vista de la bonanza petrolera y los astronómicos precios del crudo, que han inflado las arcas del país y expandido el gasto.

Por su parte, muchas compañías que estaban rezagadas están comenzando a reportar unos balances más firmes. Si no que lo diga Sivensa, que tras estar muy vapuleada parece comenzar a respirar y a tomar nuevamente parte del protagonismo perdido hace años. En tanto, los bancos están ganado mucho dinero aunque las acciones en este sector se mueven mucho menos porque las posiciones están más concentradas.

Algunos corredores dicen que los grandes ganadores en este rally son quienes apostaron al consejo máximo del mercado que indica que hay que comprar barato cuando nadie lo está haciendo. Ahora venden lentamente posiciones y se aseguran unas jugosas ganancias.

"La gran mayoría, curiosamente despertada del letargo luego de los aparentemente catastróficos resultados del 15 de agosto, no le ha quedado otro remedio de entrar en esta fiesta cantando «Living la vida loca» y dejando las precauciones de lado. No vemos razones para que en los próximos días desaparezca esta tendencia, por lo que los precios deben seguir sustentándose y cada día le tocará bailar a una acción distinta", dice el reporte de la casa de valores antes mencionada.

Opciones en medio de la mejoría

Para los inversores prudentes algunos aconsejan tomar posiciones en Cantv, Manpa y Mercantil. A otros con mayor propensión al riesgo les recomiendan adquirir títulos de  H.L. Boulton, Sivensa y Corimon. Las valoraciones del país bajo el ojo de las agencias calificadoras de riesgo han mejorado así como también la percepción riesgo país que al 14 de septiembre se ubicó en 525 puntos.

El ministerio de Finanzas ha celebrado la mejora de calificación de las agencias Moody’s y Standard & Poor’s. Ha dicho que sus técnicos dicen que entre las razones que explican ello se encuentran el aumento de las reservas internacionales, la baja en las tasas de interés locales, el manejo oportuno de la entrega de divisas por parte de Cadivi, el control de la inflación y el efecto que en el perfil de endeudamiento han ejercido las operaciones financieras de manejo de deuda realizadas por el Ejecutivo.

Otra razón a la cual atribuyen estas calificaciones está vinculada con el mantenimiento de la posición de Venezuela como quinto exportador mundial de crudo, junto con el alza sostenida de los precios del petróleo, que hace posible que la economía cuente con suficientes divisas para el pago de la deuda externa.

Publicado en Quantum N.32