Los problemas de la Revolución en América Latina desde la mitad del mundo

Por: Ramiro Vinueza*

Desde 1997 se realiza en Quito, Ecuador, el Seminario Internacional Problemas de la Revolución en América Latina. Es un espacio de intercambio y de debate de las fuerzas revolucionarias de nuestro continente, que tiene el propósito de profundizar el análisis sobre nuestra realidad, la crisis del capitalismo, así como las condiciones para el avance de la lucha revolucionaria en cada país, la solidaridad con la lucha de nuestros pueblos y el apoyo mutuo a la acción de las organizaciones revolucionarias que enfrentamos a enemigos comunes: el imperialismo y la burguesía. Su desarrollo refleja los cada vez mayores lazos que los pueblos latinoamericanos y sus organizaciones revolucionarias van forjando en medio de su lucha, el conocimiento mutuo y la construcción de acuerdos ideológicos y políticos. En cada edición del Seminario se han tratado diversos temas de la actualidad política económica y social de nuestra región y el mundo, fijándose posiciones comunes, expresadas en las declaraciones finales de cada uno de estos eventos. Las ponencias de las organizaciones participantes constituyen la expresión de su acervo teórico-político y de la experiencia en la lucha de nuestros pueblos. El Plan Colombia, el argentinazo, la cuestión palestina, el proceso venezolano, la agresión imperialista a Irak, lucha indígena, y otros temas han sido tratados en mesas redondas ante un público principalmente constituido por jóvenes universitarios y líderes sociales de todo el Ecuador. Este evento se realiza año a año con el auspicio de la Facultad de Filosofía de Universidad Central del Ecuador. La organización de estos eventos está bajo la responsabilidad del Partido Comunista Marxista Leninista del Ecuador (PCMLE) y del Movimiento Popular Democrático (MPD), organizaciones de reconocida trayectoria política revolucionaria en el país. A estos eventos han asistido diversas organizaciones de América latina y el caribe así como de Europa Asia Y EE UU.

I Seminario (1997). En este evento que discutió temas como el neoliberalismo y la estrategia de dominación imperialista y el rol de la clase obrera y los pueblos en los procesos de liberación social y nacional, se asumió a la revolución en cada uno de nuestros países como una cuestión planteada a ser resuelta por las generaciones presentes y al compromiso de las organizaciones revolucionarias por llevarla a cabo. Al termino del Seminario, las organizaciones asistentes firmaron la “Declaración revolucionaria desde la Mitad del Mundo”, que fue difundida como un llamado a la unidad por la liberación social y nacional de nuestros pueblos y se propuso y resolvió la pervivencia de esta instancia, de esta tribuna de la izquierda revolucionaria y se convocó a una nueva edición, y se convocó a todas las organizaciones del continente comprometidas con la causa de la revolución, con la lucha antiimperialista.

II Seminario (1998). Éste debatió dos temas centrales: “El imperialismo: su naturaleza y manifestaciones actuales y el manifiesto Comunista y su vigencia en la lucha de los trabajadores y los pueblos de América Latina”, planteado en ocasión del 150 aniversario de su publicación. A la declaración final sobre estos temas se sumaron acuerdos de solidaridad con Cuba, el pueblo colombiano, Puerto Rico, Las Antillas, así como a los presos políticos en diferentes países del continente. III Seminario (1999). Este tuvo un solo tema: “Cómo dar una dirección revolucionaria a la lucha de los trabajadores y los pueblos”. Al igual que en los otros eventos el debate abierto y franco dio lugar a conclusiones compartidas por todos. En la declaración final titulada “Unamos nuestra voz y nuestra acción en contra del imperialismo” se reafirmó que se vivía ya un momento de reanimación de la lucha de masas a escala internacional.

IV Seminario (2000). Abordó el tema: “El carácter de la revolución”. En la declaración final titulada “Luchamos por la revolución y el socialismo” se ratificó el debate fraternal en el que hubo puntos compartidos y otros que aún deben ser profundizados, pero que señaló con claridad que la revolución social del proletariado, a más de ser una necesidad histórica, es hoy una posibilidad y una perspectiva cierta.

V Seminario (2001). “La conquista del poder y las formas de lucha”. En su resolución final, que fue firmada también por organizaciones revolucionarias que no pudieron asistir, se ratifica la vocación de poder de los revolucionarios latinoamericanos y la justeza de combinar la diferentes formas de lucha de acuerdo a los factores objetivos y subjetivos presentes, y la necesidad de la lucha armada. Paralelamente se realizaron mesas redondas sobre temas de coyuntura y se emitieron acuerdos de solidaridad con los revolucionarios y pueblos en lucha.

VI Seminario (2002). “La guerra imperialista, el terrorismo y la respuesta de los pueblos”.

VII Seminario (2003). “Los pueblos frente a la guerra imperialista”.

VIII Seminario (2004). “La organización y la lucha de las masas: Experiencias concretas nacionales y regionales”.

IX Seminario. Realizado entre el 11 y 15 de julio discutió el tema: Globalización: Unipolaridad o multipolaridad. En su resolución final se afirma con certeza que: “Los pueblos y los revolucionarios marchamos con el viento a nuestro favor” basados en que la ofensiva militarista y terrorista está enfrentada por el desarrollo y ampliación de la lucha de los trabajadores y los pueblos en todo el planeta.

X Seminario una convocatoria más amplia. Las organizaciones revolucionarias de América Latina, reunidas en Quito, reiteraron la invitación para julio del 2006 a las organizaciones revolucionarias de América Latina y ampliaron la convocatoria a las organizaciones sociales y a personalidades democráticas y revolucionarias de nuestra región para darse cita en Quito.

*Ramiro Vinueza/ Director del Periodico OPCION- Ecuador