Es fácil conversar con Benjamín Ortega; su palabra se pasea entre la verdad llena de sabiduría y la afirmación alegre y anecdótica, él pone calor y sabor a sus recuerdos y experiencias, especialmente en el campo de la música popular, con la cual ha vivido desde su más temprana juventud y que le ha llevado a caminar por el Ecuador y por el mundo; su formación académica la hizo en la Universidad Estatal de Guayaquil, en donde se graduó de periodista, especializado en relaciones públicas. Sin embargo, su amor por la música popular, tanto en la interpretación como en la creación, le ha permitido destacarse en Ecuador, América y otros países del mundo.

- ¿Quién es Benjamín Ortega?

- “Un hombre sencillo y querendón, buen amigo, muy sentimental y, sobre todo, un hombre de izquierda total. Amante de la familia, de los amigos, de las mujeres, pues todas son hermosas, de la buena música y de la guitarra, que me ha acompañado toda la vida; pero, sobre todo, amo la vida: los paisajes, la bella sensación que uno vive cuando escucha el trino de un ave, el sonido de un río”.

- Benjamín Ortega es periodista profesional, poeta y guitarrero de toda la vida, ¿con cuál de estas profesiones te quedas?

- “Con la guitarra, que es como un ser humano, especialmente la guitarra que es de uno, a la que se la siente como una persona y se la ama tanto porque te acompaña en la tristeza o en la alegría, siempre está allí, la afinas en el término que tú quieres y te deleitas con ella”.

- ¿Desde cuándo tocas la guitarra?

- “Desde que tenía doce años; cuando terminé la escuela yo ya tenía una enamorada a la cual le ofrecí darle una serenata en su cumpleaños, yo pensaba que, por lo menos, iban a pasar unos seis meses, pero resultó que su cumpleaños era en quince días; en esos quince días aprendí a tocas tres canciones en la guitarra, me salieron ampollas en los dedos, pero el amor es el amor y le di la serenata: lo más difícil fue sacar la guitarra de la casa, guitarra que era de mi hermano Rubén, el primero de once hermanos, yo soy el número diez, él me enseñaba todo lo que a mi papá no podía consultarle, porque eran cosas que por respeto no podía preguntar a mi padre, pero sí a mi hermano; él me enseñó a nadar, a montar en bicicleta y, por supuesto, a tocar la guitarra que, después, me la regaló porque ponía mucho interés en aprender a tocarla, esa guitarra se quedó en Quito, en la casa de una amiga a la que yo la quería mucho; al separarnos pensé que algo mío debía quedar con ella y le dejé la guitarra. Después tuve otra guitarra, que me regaló mi papá y todavía existe, está en la casa de mi hija, ella la hizo arreglar, porque estaba muy viejita, y quedó como nueva”.

- ¿Qué satisfacciones te ha dado la guitarra?

- “Me ha dado las más grandes satisfacciones de mi vida, me ha dado los viajes, pues con ella he recorrido Perú, Bolivia, Chile, Colombia, Venezuela, República Dominicana, Panamá, Cuba, Estados Unidos, Rumania, Holanda y Japón. Inclusive me acompañó en una gira que tú organizaste por América del Sur con el grupo de danza indígena Muyacán, viajamos contigo, pues entonces formaba parte del Trío Universitario, junto a Trosky Guerrero y Tulio Bustos, los tres pertenecíamos al Trío Universitario que lo creó el maestro Edgar Palacios en Loja. De paso te cuento que con ese trío grabamos un solo disco, que fue el primer disco de canción social, de canción protesta, que se hizo en el país, lo hicimos en el 72 y hace un año lo reeditamos.

- Todos los hijos varones de la familia Ortega aprendieron a tocar la guitarra, ¿de donde surgió esa afición?

- “Mi papá era poeta, no tocaba la guitarra, entre otros poemas escribió la letra de esa hermosa canción que se llama “Alma Lojana”y cuya música la hizo Cristóbal Ojeda Dávila, el compositor quiteño que fue asesinado en la “Guerra de los Cuatro Días”. La que tocaba la guitarra en mi familia era una tía, Teresa Carrión, a la que yo la conocí ya muy viejita, ella le había enseñado a tocar a mi hermano Rubén, que era el mayor de los Ortega, de ahí nos vino la afición a ese hermoso instrumento, todos los hermanos Ortega, los varones, aprendimos a tocar la guitarra”.

- ¿Por qué te hiciste periodista siendo tan buen guitarrista y gran cantante?

- “Lo que sucede es que es muy difícil vivir solo de la música; a mí me han gustado las relaciones públicas y pude llegar a ellas mediante el periodismo, que lo estudié en Guayaquil; sin embargo, nunca he dejado de cantar y componer canciones”.


- ¿Cuantas canciones has compuesto?

“He creado por lo menos unas cien canciones, tengo grabadas unas cincuenta con letra y música mías; también he grabado canciones creadas por otras personas y de mis hermanos, especialmente de Rubén, que es un buen compositor. Todo esto viene de mi padre, que hizo muchas canciones, pues era vecino y muy amigo de Segundo Cueva Celi, el gran músico lojano, ellos hicieron juntos muchas canciones, especialmente pasillos, mi padre hacía la letra y Cueva Celi le ponía la música. A los poemas de mi padre también los puso música Nicasio Safadi. Mi padre fue profesor en Cuenca y ahí publicaba sus poemas en un periódico, esos poemas le llegaron a Nicasio Safadi y él puso música a cinco de ellos”.

- ¿Cuántos discos has grabado?

- “He grabado unos diez discos, comencé grabando los famosos LP, de los cuales hice cuatro; cuando aparecieron los CD, los copié a esa nueva técnica. Y luego he grabado seis CD, con música mía y creaciones de mis hermanos Rubén y Eugenio y también de otros autores”.

- ¿Cuáles ha sido tus experiencias como periodista?

- “Creo que en el periodismo el campo más lindo es el de las Relaciones Públicas, he tenido la suerte de ser relacionador público de algunas instituciones importantes como el INIAP, Petroecuador, Leersa, pero lo importante es que he podido equilibrar muy bien mi profesión de relacionador público con mi actividad en la música”.


- ¿Has publicado tus canciones?

- “Sí, he publicado dos libros: el uno se llama Con mi guitarra y mi canto y contiene coplas populares y costumbristas; el otro libro se llama Romancero, que es a la vez un poemario y un cancionero. En la actualidad estoy preparando un disco que tendrá canciones nuevas y también algunas de las antiguas”.