El primer ministro israelí, Benyamin Netanyahu, envió discretamente el director del Mossad, ‎ Yossi Cohen (en la foto), a Doha, la capital qatarí, el 5 de febrero de 2020, según reveló el 24 de ‎febrero el ex ministro de Defensa, Avigdor Lieberman.‎

Según Lieberman, el director del Mossad viajó a Qatar acompañado del general Herzl Halevi, ‎comandante del frente sur, y se reunió con el jefe de los servicios secretos qataríes, Mohamed ‎Ben Ahmed Al-Misnad para discutir sobre la continuación del pago, por parte de Qatar, de los ‎salarios de los funcionarios de la administración palestina en la franja de Gaza. ‎

A través de Qatar, Israel controla actualmente la rama palestina de la Hermandad Musulmana ‎en Gaza –el Hamas– mientras que Irán controla la Yihad Islámica, igualmente palestina. ‎

Últimamente se produjo un brusco incremento de las tensiones entre Qatar e Irán cuando resultó ‎que los drones estadounidenses utilizados en el asesinato del general iraní Qassem Suleimani ‎despegaron precisamente desde Qatar. ‎

En la madrugada de este mismo 24 de febrero, la aviación de Israel bombardeó instalaciones de la ‎Yihad Islámica en Damasco, la capital siria, dejando un saldo de 6 muertos. ‎